Diferencia de chisme y rumor

Ahora resulta que el chisme es un método de protección por parte de la naturaleza ¿Será?

Compartir

Tengo un amigo que cuando necesita corroborar información, recurre al CISEN (Comadres que Investigan Sobre la Elite Nacional) ¿Y qué creen? Le funciona.

Poro no vayan a creer que mi cuate es de esos chismosos avecindados en una colonia hípster, y que pierde su tiempo divulgando información como que la vecina del 5 le armó tremendo escándalo de pulseras a la del 6, porque la muy malora le se la pasa taconeándole hasta bien tarde y no la deja dormir.

Yo me refiero a Beto Tavira, periodista especializado en la vida política nacional, quien en más de 10 años de dedicarse a la industria del chisme político JAMÁS ha tenido un desmentido, él asegura que todo chisme es objeto de noticia, siempre y cuando se confirme bajo el más estricto rigor periodístico. De hecho, él fue el quien en el 2011 dio a conocer la inminente separación del entonces jefe de Gobierno Capitalino, Marcelo Ebrad y su esposa Mariagna Prats.

Y al día siguiente que Beto hizo pública esta información, Ebrard sacó un comunicado oficial confirmando el truene, pero para ese entonces, Beto ya había públicado el acta del inminente divorcio del ex jefe de Gobierno ¿Y cómo creen que Tavira consiguió el acta? ¡EXACTO! Con el CISEN.

Eso sí, el chisme y el rumor no son lo mismo, porque mientras el rumor se entiende solo como un comentario no confirmado que circula entre la gente; el chisme va aderezado con un poquito de mala intención “quesque” pa´ darle sabor.

De hecho, los expertos aseguran que hablar a espaldas de otros es de lo más natural, humano y hasta indispensable; porque según el estudio titulado “La evolución del chisme”, del Centro de Investigación de Asuntos Sociales de la Universidad del Noreste de Boston, se determinó que cerca del 65% de nuestras conversaciones son chismes, las cuales nos ayudan a mejorar las relaciones humanas y reforzar lazos con los demás; por lo cual cumple con una función social y hasta terapéutica ¿Qué tal?

Aunque hay que reconocer que la gran mayoría de las veces, los chismes se lanzan con la puritíta intención de fregar a alguien, esto también tienen un lado positivo; ya que el mismo estudio asegura que el sistema visual de nuestro cerebro presta más atención al rostro de una persona sobre la que hemos escuchado “chismes”, mala onda. Lo cual tiene mucho sentido si recordamos los casos de una que otra figura pública accede a formar parte de escándalos mediáticos, solo para que la gente hable de ellos.

Pero no se asusten, el hecho de compartir información o hablar de lo que comenta la gente no es ser chismoso, o al menos esa es la conclusión a la que llegaron en la Universidad de California, donde se aventaron un estudio en el que según ellos, hablar mal de alguien es una alerta natural para que el resto de la gente se mantenga alejada de esa persona en particular ¿NETA?

Termina su columna y le consulta un par de datos al CISEN.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta