Ser ciega

Lo bueno de lo malo de ser ciega.

Compartir

Hace tres años perdí la vista por una enfermedad y, para acabarle de amolar, vivo en Bellavista. Durante este tiempo me he podido dar cuenta de lo bueno y lo malo de ser ciega.

Algunas simples ventajas son que nunca te vuelve a molestar la luz del sol, que nadie te tapa la tele y que cambia la perspectiva de todo: puedes pensar que estás en una hermosa terraza viendo el atardecer, cuando en realidad estás parado en la ventada de un multifamiliar viendo hacia los botes de basura… todo se vuelve bello dependiendo del alcance de tu imaginación.

Aunque también tiene grandes desventajas. Una de las más importantes es que es un rollo ligar; y de ligar por Whatsapp ni hablar. ¿Cómo le haces? Ni modo que le pidas a tu papá que le escriba a la persona que te gusta. Y que te lea lo que contestó es aun peor: “Papá, ¿me lees el mensaje que me llegó?”. “Sí, claro dice ‘Katya, yo llevo los condones’”…

1. Nos enamoramos ciegamente.

2. No exigimos vernos todos los días, es más, si no los vemos no hay problema.

3. Nos da igual si son altos, chaparros, gordos, flacos… hasta tuertos, total, en tierra de ciegos el tuerto es rey.

Además somos excelentes exnovias, pues cuando termina la relación no stalkeamos su Face. Es más, si nos lo encontramos en la calle ni siquiera tenemos que inventar el típico pretexto de “es que no te vi”.

Con nuestro cuerpo también hay un buen de cosas buenas y malas. La mala es que debemos estar todo el tiempo al pendiente de si la ropa la sentimos igual y pesarnos cada semana, porque, como obviamente no nos vemos en el espejo, no podemos notar si engordamos o adelgazamos hasta que damos el incomodo botonazo o se nos caen los pantalones.

Lo bueno de lo malo de estar ciego es que aprendes a sacarle ventaja a todo: antes tenía unos bonitos ojos color café y ahora unos hermosos ojos azules.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta