Los secretos de Tim Gunn para sacarle provecho a tu clóset

Gastamos tanto de nuestro dinero en ropa como para no saber lo que nos queda bien

Compartir

Grábate bien estas tres palabras: proporción, talle y silueta. Son la base de la armonía y el balance, así como la clave para que siempre te veas bien. Pero además, y como primer paso, se trata de usar ropa en la que te sientas cómodo. Cuando alguien me pide ayuda, no se trata de ponerle lo que a mí me gusta, ni de que yo tome las decisiones. El chiste es ser un compañero para esa persona, ayudarlo a elegir los mismos artículos y trabajar juntos para que se sienta como ella misma o él mismo. La moda es increíblemente personal, es la semiótica de la ropa, el mensaje que queremos mandar y como queremos que el mundo nos perciba. No se trata de tener todo lo que está en tendencia ni de usar un total look de una sola marca, sino de encontrar lo que te funciona a ti y estos tres términos son la base de todo.

Proporción
Aquí vamos a regresar a la primaria y hablar de fracciones. Y una vez que entiendas esto, te será mucho más fácil lo demás. Divide tu cuerpo en tres desde tus hombros hasta los pies, esto significa, más o menos de hombros a la cintura, de la cintura a la rodilla y de la rodilla para abajo. El chiste es que uses estas proporciones a tu favor y no te “cortes” a la mitad, sino que siempre mantengas estos tercios. Por ejemplo, cuando te pones un pantalón con una camisa desfajada, te estás cortando a la mitad, pero si la fajas mantienes la regla de los tercios. Con los vestidos pasa lo mismo, lo más recomendable es que caigan arriba o abajito de la rodilla para mantener la proporción visual. Y olvídate de los pantalones capri o cualquiera que llegue a la mitad del chamorro, se pierde toda proporción y te vas a ver rara.

Talle
Que si los hombros, el largo de la manga, la cintura, el ancho y el largo… Justamente Martha adoptó la frase de “fitting is everything”, ¡porque lo es! La mayoría de las personas usan la ropa o muy chica o muy grande, pero ni ponerte cosas enormes te va a esconder ni embutirte dentro de cosas chiquititas te va a hacer ver más chico. Dicho esto, es mejor que, por ejemplo, si tienes la cintura chica pero eres nalgona, te compres un pantalón que le quede a tu cadera y ajustes la cintura. Aquí es importante tener ojo para saber en qué se puede convertir una prenda, porque sí hay algunas que no se pueden mejorar. Y toooodo mundo piensa “pero cómo, eso es carísimo” y no es cierto. Te lo puede hacer cualquier sastre o costurera, ¡a mí me lo hacen en la tintorería!

Silueta
Aquí la clave es que tu ropa debe alinearse a tu forma natural, esto ayuda a balancear el cuerpo. Pero no se trata de tapar o esconder, sino de sacarle provecho a lo que tienes. No pienses en si tienes cuerpo de triángulo o alguna fruta, más bien vete en el espejo con los outfits que más usas y fíjate qué parte de tu cuerpo te gusta más y cuál estás acentuando. Si sientes que te ves muy caderona, busca un top con mangas abombadas para balancear, pero nunca trates de ocultar, porque ni vas a lograr esconder nada y puedes verte peor.

De colores
Aunque puedes usar el color que se te dé la gana, siempre habrá uno que se vea mejor que otro dependiendo de los colores de tu piel, pelo, ojos, etc. Para hacer mi “neck test” siempre acerca las prendas al área de tu papada, que es uno de los lugares donde tu color es más certero. Si se te ve divino, es un buen color para ti, si te ves como si hubieras visto un fantasma, busca otro color. La buena noticia para las latinas es que entre más oscura tu piel, mejor se te ven todos los colores.

Abre tu mente
Como seres humanos tendemos a obsesionarnos y fijarnos solamente en lo que está mal. Frases como “a ti se te ve divino, pero yo no podría usarlo” o “n’ombre, con lo que mido no me puedo poner tal cosa”, rondan nuestra vida sin sentido, porque esas reglas de edad, altura y talla, solo sirven para acomplejarnos. Muchas veces lo que pasa es que no has encontrado algo para ti o no has encontrado las proporciones adecuadas. Y nunca dejes de usar algo solo porque alguien te dice que no es para ti, mientras tengas en cuenta proporciones, la silueta, ajuste y color, puedes usar lo que tú quieras. Solo haz que funcione.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...
Compartir

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta