Datos básicos del Super Bowl que debes conocer para que no te agarren “de bajada”

Aprende lo básico de un partido de fútbol americano, para que se sientan bien integrados a los simios de sus amigos gritando como desgobernados.

Compartir

Este domingo es la edición número 54 del Super Bowl, el evento deportivo más visto. El SB es el partido en el que se corona campeón uno de los 32 equipos de la National Football League (NFL),  liga deportiva que factura casi 985 millones de dólares anuales.

Este post es un repaso rápido por las reglas básicas de un partido de fútbol americano, para que mañana se sientan bien integrados a los simios de sus amigos gritando como desgobernados: “pañuelo”, “tooooouchdown”, “se van a jugar la conversión”, “hay tiempo”, “nos quedan dos tiempos fuera”… y demás guarradas que una dama como yo jamás escribiría.

Primero lo primero: Juegan los Chiefs de Kansas City contra los 49ers de San Francisco. Es la primera vez que estos dos se enfrentan en un Super Bowl.

Te interesa: Botanas para ver el Super Bowl

La idea básica del juego es anotar Touchdowns recorriendo 100 yardas de un lado al otro del campo, que está dividido en diez espacios de diez yardas cada uno, hasta llegar a la zona de anotación en ambos lados del campo.

Para llegar a la zona de Touchdown, se posicionan en el campo los dos equipos:

  • La unidad ofensiva tiene la tarea de avanzar cuantas más yardas le sea posible por tierra o por aire para acercarse a la zona de anotación.
  • La unidad defensiva, por su parte, se encarga de retrasar/detener lo más posible (en tiempo y en yardas) el avance de la ofensiva. Cada unidad tiene once jugadores en el campo al mismo tiempo.

Cada vez que la ofensiva está en el campo tiene cuatro oportunidades (o downs) para ganar diez yardas. Si el equipo ofensivo lograr alcanzar diez yardas en la primera oportunidad, se gana un “first down” o “primera y diez”; si avanza menos de diez yardas, su segunda oportunidad se usa para completarlas, es decir: “Segunda y 4”, lo que significa que avanzaron sólo seis yardas y con esas cuatro, completan diez. ¿Entendimos? Si la ofensiva cumple los cuatro intentos sin llegar a diez yardas, sale del campo y entra la ofensiva del equipo contrario… con cuatro oportunidades.

La ofensiva tiene básicamente dos opciones para anotar:

  • Por aire: con un lanzamiento del Quarterback (QB) a alguno de sus receptores, o corredores. Si un miembro de la defensiva del equipo contrario cacha el balón en el aire, se llama “intercepción” y es una de las cosas más emocionantes que puede pasar en un partido porque el equipo que está defendiendo le quita las oportunidades restantes a la ofensiva y ahora tiene la oportunidad de anotar. Si alguien intercepta, ustedes griten y emociónense.
  • Por tierra: cuando el QB entrega el balón en la mano a otro jugador y éste intenta correr (acarrear), sin soltar la pelota. Cuestión importantísima: nadie puede soltar la pelota. Si la pelota toca el campo se llama “balón suelto” y eso básicamente significa: dense en la madre con tal de quedarse con el balón. Así que cuando vean que todos los jugadores se abalanzan al mismo lugar del campo es porque están tratando de quedarse con el balón. El equipo que se quede con él, mete a su ofensiva al campo y reanuda sus cuatro oportunidades.

Ahora, rapidísimo. La ofensiva se compone por el Quarterback (normalmente un rockstar) que decide las jugadas y las inicia. Es la mente maestra del equipo, por decirlo así y sus jugadores evitan que la defensiva se acerque al QB y le “compran tiempo” para dar un pase perfecto. Cuando la defensiva llega al QB y lo tira antes de que éste pueda lanzar o entregar el balón, se llama “sack”. Y es grave. El QB tiene además receptores, corredores y alas cerradas. Los primeros dos básicamente reciben el balón y corren hacia el área de anotación; las alas además de eso, bloquean a la defensiva cuando los receptores y corredores van corriendo.

Lee: Habla de americano como un profesional

En el lado defensivo están once jugadores que trabajan en conjunto para

  • Alcanzar al QB
  • Perseguir/taclear/tumbar a quien tenga el balón
  • Interceptar pases. La defensiva está normalmente compuesta por jugadores gorditos, espaldas del tamaño de un refri y los cuellos más anchos del mundo. Legal, hay récords.

Ahora, lo importante: cada anotación, o Touchdown le da al equipo seis puntos. Automáticamente tiene dos opciones: ir por un punto extra pateando el balón o elegir una “conversión” para ganar dos puntos. (Esta decisión es radical; cuando el juego va cerrado por un punto, los equipos la usan para ganar la mínima ventaja. También emociónense cuando esto pase, ¿ok?) Esto significa que en una jugada ofensiva perfecta, el equipo anota un TD y atina la patada ganando siete puntos, o gana ocho si logra la conversión. Si el equipo no logra el TD, tiene la oportunidad de simplemente patear, para ganar nada más tres puntos, anotando “gol de campo”.

El partido se divide en cuatro cuartos de quince minutos cada uno. Pero esto no significa que el partido tenga un tiempo exacto. El reloj se detiene cada vez que se una jugada se acaba, se revisa, se pide tiempo fuera, un jugador sale del campo o se marca una falta (cuando aparece una bandera amarilla en campo puedes decir, muy profesionalmente, “pfff, pañuelo”. Al final de los segundo y el cuarto cuartos hay “pausas de dos minutos” y el medio tiempo dura otros 12 (en partido regular) y media hora en Super Bowl.

NI SE TE OCURRA Decir a medio partido, cuando todo mundo está en plena angustia:

  • “No sé qué le ven a este deporte”
  • “¡¿Cuánto falta?!”
  • “Yo solo vine por el show del medio tiempo”
  • “Este partido está arreglado”
  • “¿Qué es eso de primero y diez?”
  • “¿A qué hora salen las porristas?”
  • “Siempre sacan muy buenos comerciales, ¿no?”

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (9 votes, average: 4.67 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta