Ideas para enchular algunos espacios de tu casa

No necesitas llamar al "chambitas" para decorar tu casa. Sacúdete la flojera y dale un toque especial con estas ideas dignas de un decorador de interiores

Compartir

1. Pon repisas
Sirven para poner tus miles de adornitos y organizar cosas, y pueden colocarse en cualquier espacio de la casa. Pero eso sí, fíjalas bien para que no se te vaya todo de lado.
Manos a la obra:
-Decide dónde y la altura a la que te gustaría colocarlas. Puedes ponerlas a distintas alturas (las de hasta arriba para cosas que casi no ocupas).
-Haz los agujeros para las ménsulas. Ubica el centro de la línea horizontal y partiendo de ahí, mide los mismos centímetros hacia la derecha y la izquierda, para que queden simétricas.
-Coloca las ménsulas. Ya con el hoyito hecho, pon el taquete, luego una de las ménsulas y empieza a atornillar hasta que quede bien fija. Repite con la otra y pon las repisas sobre las ménsulas.

2. Tapiza la pared
Si crees que usarlo es de abuelitos, estás equivocado, es una excelente opción para decorar las paredes de manera rápida (se coloca en un solo día), sin tanto tiradero y sin esperar años para que se seque como la pintura. Recuerda que solo se recomienda para paredes lisas.
Manos a la obra:
-Prepara la pared. Un día antes, dale una pasada con impermeabilizante o pegamento para reducir la porosidad y mejorar la adherencia.
-Mide la pared (largo y ancho) con un flexómetro. Así sabes de qué tamaño vas a cortar tu papel. A eso añádele 5cm de más para darle los últimos toques una vez pegado
-Ponle pegamento al papel. Coloca el papel en el piso con el frente hacia abajo. Con la brocha ve poniéndole el pegamento. Empieza de la mitad del centro hacia afuera (checa que los bordes queden bien cubiertos) y deja reposar 5 minutos antes de colocarlo.
-Colócalo. Toma el papel de las orillas y empieza a ponerlo desde el extremo (toma como base algún bordee, como la ventana o puerta), y de ahí hacia abajo.
-Afina detalles. Recorta con tijeras o cúter los bordes sobrantes. Una vez puesto todo el papel, pásale el cepillo o un rodillo para que quede parejito y luego un trapo húmedo.

3. Cuelga tus plantas
Los días de dejar las plantas en el piso quedaron atrás. Dales un toque diferente colgándolas del techo. Puedes comprar maceteros colgantes o los puedes hacer tú mismo (le haces cuatro perforaciones con un taladro a tu maceta y le pasas cintas o mecate).
Manos a la obra:
-Ubica dónde colgarla. Cuando lo decidas, marca con un lápiz el lugar donde harás el agujero (a nadie le gusta dejar los techos y paredes como colador).
-Abre un agujero con el taladro. Usa una broca un poco más pequeña que el diámetro del tornillo (si el agujero es muy ancho, el tornillo no se fijará) y haz un agujero ligeramente más profundo que el largo del tornillo. Una vez hecho el hoyo, coloca el taquete con la abertura hacia fuera y martíllalo hasta que entre por completo.
-Atornilla el gancho en el agujero. Gíralo en sentido contrario hasta que la base del gancho quede a nivel del techo. ¡Aguas! Si lo giras de más podrías romper el gancho. Si tienes problemas, puedes usar pinzas para aplicar mayor torsión.
-Cuelga el macetero. Ya que está ajustado el gancho puedes colocar los extremos de tu macetero.

 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (8 votes, average: 3.88 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta