Conviértete en el mejor anfitrión y sorprende a tus invitados con estos tips

No importa si tienes una cena elegante o una reunión de sábado con tus amigos, el diablo está en los detalles a la hora de recibir a tus invitados. Conviértete en un súper host

Compartir

Hacer algo bien y bonito es cuestión de disciplina y, sí, siempre habrá formas más fáciles y rápidas, como echar las papitas en un plato desechable, pero de ti depende no ser así. Si quieres ser un máster en recibir bonito sigue estas tres reglas:

  1. Enfócate en dar atención, no en llamarla.
  2. Dale a tus invitados algo que les guste, no lo que tú amas.
  3. Cuida todos los detalles y hazlos sentir como en su casa.

 

¡Arregla tu casa!

No quieres que lleguen y se tropiecen con tu chancla a medio pasillo. Los pequeños detalles, como tener en la entrada un perchero o una canasta para sombrillas, es un detallazo. Pon velas de diferentes tamaños donde vayan a estar tus visitas (si son aromáticas, mejor), y unas mentas y crema para manos en el baño, ¡los vas a trastornar!

Tip: hornea frutas con especias o galletas 10 minutos antes de la hora de la cita, para que cuando lleguen sea lo primero que huelan.

 

¡Organízate!

Arma una charolita mona con vasos decentes (olvídate del vaso rojo de plástico), servilletas, una hielera y una jarra con agua/jugo o la botella/lata.

Tip: no pongas la lata toda pelona, usa una funda de neopreno que, además, mantiene la temperatura. Si no la quieres comprar, la puedes hacer.

 

¡Desempaca las cosas!

Todo lo que vayas a dar de comer tiene que ir en una tabla, charola o bowl. Si vas a poner quesos, corta algunas rebanadas y déjales un cuchillo especial por si quieren más; en un platito aparte pon las galletas o el pan. Y pon palillos, ya sea de madera o de metal, para que no se embarren las manos cuando quieran tomar algo.

Tip: dale un toque fancy a tu tabla de quesos con almendras, nueces, mermeladas o frutas como manzana, higos, fresas y uvas.

¡Prepárate!

Un porta pasteles puede sonar innecesario si no vendes cupcakes, pero, ¡al contrario!, son los mejores botaneros. Distribuyen los snacks, te dejan espacio en la mesa y se ve como que le echaste ganitas. Pon servilletas cocteleras en la mesa para que se sirvan, puedes usar un servilletero o acomodarlas, pero no las dejes en el paquete de plástico.

¡Tú invitas!

No tiene nada de malo que tus amigos cooperen, pero no esperes que lleven todo. Calcula un 25% más de lo que crees que necesitas, es mejor que sobre a que falte. No se te olviden los mixers, hielos, vasos y sacacorchos (ya estás grandecito, para destapar las cervezas con los dientes).

Tip: pon los hielos en una cubeta y échales sal para que no se derritan, pero escóndelos para que nadie los vea y sácalos poco a poco en una hielerita.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta