Arma el brunch perfecto como la Jefa

Esta guía te ayudará a sacarle jugo a tu terraza, jardín, patio, comedor o lo que tengas. Eso sí, prohibida la entrada a quienes lleguen en pijama

Compartir

Un brunch es la excusa perfecta para juntar a tu familia y amigos, y presumirles tus dotes de anfitrión. Lo mejor es que con estos simples pasos puedes hacer que parezca que le echaste un choooorro de ganas, sin estarte matando días antes.

La palabra brunch viene de juntar breakfast (desayuno) y lunch (almuerzo), así que como su nombre lo indica no hay que citar ni muy temprano ni muy tarde. Las 12 del día es la hora perfecta para que empiecen a llegar y te da tiempo de ajustar cualquier detalle. Así que, como buenos mexicanos, cítalos a las 11:30

Antes de montar

Necesitas saber el número de personas que vas a invitar y sus preferencias. Si sabes que la mitad de tus invitados están a dieta, no des puros hot cakes. Mejor procura que haya más de una opción para que escojan. Cuando todos te confirmen ya puedes ir a hacer las compras para la preparación. Haz siempre una lista con los ingredientes del menú para que no te lleves todo el súper. Típico que cuando tenemos que cocinar en grande siempre terminamos comprando de más. Estos son los básicos que tienes que dar sí o sí:

  • Fruta
  • jugos
  • café y té
  • pan dulce
  • platillo principal
  • guarniciones

Anatomía de la mesa
Arma la mesa en este orden y cuando saques la comida, hazlo por tiempos

1. Muletón: una tela afelpada para abajo del mantel. Le da más textura a la mesa y la protege. Lo encuentras en cualquier tienda de telas. Mide tu mesa antes de comprarlo para que quede como guante.

2. Mantel: hay manteles espectaculares, pero a veces es mejor tener los ojos abiertos por si encuentras una tela que te fascine. En ese caso, cómprala y después la cortas para tu mesa.

3. Mix & match: no te cases con la idea de tener hasta la azucarera de una misma vajilla. Combina colores, tamaños y estilos para que tu mesa se vea más original.

4. Servilletas de tela: siempre van del lado izquierdo. Usa de diferentes colores y que combinen o contrasten con tu mantel. ¡Todo se vale!

5. Cubiertos: acomódalos según lo que se va a comer primero. Acuérdate de poner el cuchillo del lado derecho y con el filo siempre hacia adentro.

6. Vasos: otra oportunidad para ser original. Usa unos con textura distinta a la vajilla, que tengan mucho color o hasta combinaciones. Siempre van del lado derecho.

7. Flores: en lugar de poner un arreglo gigante en medio, pon muchos floreros chiquitos a lo largo de la mesa. Prueba con astromelias, que son fáciles de encontrar y hay de muchísimos colores.

8. Jugo: en jarritas sobre una charola para que se vea mejor montado. Ponte creativo; nada de que solo de naranja.

9. Fruta: Es la reina de la mesa. En lugar de un platón extendido, usa una torre para qeue se vea mucho más espectacular.

10. Pan dulce: ponlo en una torre más alta para darle muchos niveles a la mesa. Si es muy alta, ponla en la orilla para que no tape la vista entre tus invitados. Usa accesorios diferentes, como platos con formas (de plantas, animales), de madera, cristal y metálicos.

11. Platos fuertes: ya que todos estén súper instalados, pon el plato fuerte (dividido en dos partes para no hacerlos esperar) y las guarniciones para que se sirvan y empiecen a comer sin que se enfríe.

12. Bebidas calientes: pon un servicio de té y café a un lado (en otra mesita), con leche, crema y azúcar. Consigue una cafetera grande para que no te tengas que estar parando a poner más café y pon un termo grande con agua caliente para quien quiera té.

Si quieres platillos que te saquen de apuros, date una vuelta por mi canal de YouTube  porque vas a encontrar mis recetas más famosas, desde chilaquiles a la Debayle, hasta pan francés.

Un buen anfitrión no tiene que tener un ejército de ayudantes, pero tampoco debe levantarse de la mesa cada medio segundo porque eso solo hace que la gente sienta que se tiene que parar a ayudar. Para evitarlo, lo mejor es preparar platillos que se pueden hacer en grandes cantidades y de preferencia en el horno, para servirlos en un asola vuelta y hasta sin cambiar de platón. Procura tener platos fuertes dulces y salados, y siempre ten opciones vegetarianas.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta