12 tips, 12 meses para ponerte fit comiendo

Eres lo que comes y lo que logras digerir. Sencillos consejos que transforman tu cuerpo

Compartir

Estamos en pleno enero de reconstrucción y vale la pena que le hagas una captura de pantalla de este texto o lo guardes en tus favoritos, porque si sigues estos consejos durante el año, lograrás mantenerte en forma.

Incluye en tu estilo de vida, un hábito positivo por mes, y velos sumando para que al cierre de año ¡estés fit!

¡Y si te mega aplicas, haciendo las rutinas podrás bajar la grasa corporal que no sale!

1. ¡No cenes cereales de caja! Es un pésimo hábito que tenemos los mexicanos y que creemos que es sano. ¡Falso! Tienen muchas calorías y azúcar (energía) que no necesitamos en la noche e interfiere con procesos de reparación fisiológicos. Si te encanta el cereal, cómelo en la mañana y la ración máximas es una taza de 240ml; del tamaño de un café americano chico.

2. Una ensalada como entrada, o una sopa, te darán una sensación de saciedad; y comerás menos cantidad ¡con suerte ni al postre llegas!

3. La tortilla de maíz es un alimento muy rico en nutrientes y la podemos incluir de manera cotidiana dentro de nuestra dieta, siempre y cuando el consumo sea moderado y sin llegar al exceso, evita el uso de aceite para freírlas. Por ejemplo, un hombre puede comer hasta 3 por comida, y las mujeres, 2.

4. De los carbs, prefiere consumir:

  1. muchas verduras;
  2. máximo 3 frutas al día y
  3. en menor cantidad cereales integrales, tortillas y pastas.

5. Las grasas recomendables para que compres en el súper e incluyas en tu dieta son:

  1. Frutos secos;
  2. Semillas de girasol y de cártamo;
  3. Aguacate
  4. Aceite de oliva para comer en crudo
  5. Aceite de canola o de coco para cocinar

6. ¡Incluye estas proteínas! Prefiere carnes magras, de preferencia:

  1. Pescados como salmón, sardinas, arenque, macarela, trucha y atún.
  2. ¡OJO! El lomo de cerdo es magro y muy rico en aminoácidos esenciales;
  3. Bistec o filete de res una vez por semana, y pechuga de pollo son ricos, prácticos y fáciles de preparar.
  4. 1 huevo entero al día es rico en hierro y vitamina B.

7. Consume de preferencia verduras crudas, para que no pierdan propiedades, Y te nutran más. Las más recomendables para ver una reducción de peso son LAS VERDE FUERTE como espinacas, kale, pepino, lechuga italiana, orejona; apio y brócoli. Limita el consumo de las ricas en alimidón como zanahoria porque es de los “más engordativos” vegetales, pero OJO ¡Siempre será mejor un platazo de zanahorias, que un pastel o galletas!

8. Evita grasas saturadas y los alimentos ricos en colesterol como los mariscos, vísceras y quesos enteros o maduros (los más “amarillosos”, entre más blancos mejor) como manchego, gruyere, gouda, etc. También evita consumir alimentos fritos o empanizados.

9. Si te gustan los lácteos, elige los descremados y no más de 2 raciones al día; una ración equivale a:

  1. un vaso (240ml) de leche o
  2. 40gr de queso panela o
  3. un yogurt.

10. Para sustituir la leche de vaca, la única opción vegetal equivalente en nutrientes es la bebida a base de soya enriquecida, o algunas bebidas de almendras, enriquecidas con calcio y proteína extra. ¡OJO! Debe tener por ración al menos 7g de proteína para que sea equivalente en nutrientes https://keifit.com/beneficios-de-la-leche-de-soya/.

11. Elige snacks con base en verduras, frutas y frutos secos como nueces, pistaches, almendras, avellanas https://keifit.com/snack-saludable/ .

12. ¡De verdad! No hay por qué comer azúcar blanca –refinada-, chocolates y refrescos. Y de las harinas blancas, refrescos, jugos embotellados y bebidas azucaradas ¡ni hablamos! No los necesites, no te nutren y uber engordan.

¡Sigue estos 12 tips! Incluye cada hábito a tu estilo de vida por mes y para fin de año habrás logrado mejorar tu fitness lifestyle.

 

 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (7 votes, average: 4.71 out of 5)
Loading...
Compartir
Fitness Lifestyle Coach. Tiene un diplomado en entrenamiento para la estética corporal y otro en nutrición deportiva.

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta