¿Tu pareja te manipula? Aquí te vas a dar cuenta

¿Sabías que la manipulación, sutil o directa, ocurre todo el tiempo?

Compartir

Por eso es tan importante poder detectar las señales de que alguien te está manipulando. La manipulación psicológica, ocurre cuando una persona explota a una víctima para servir a sus propios intereses, y puede ser signo de una relación emocionalmente abusiva. Esto puede ser mucho más difícil de detectar que un abuso físico.

Primero debes saber que hay una diferencia entre negociación y manipulación. En la negociación, hay un “toma y da”, mientras que con la manipulación se priorizan las necesidades de una persona sobre las de la otra. Puede ser difícil reconocer los signos de manipulación, especialmente cuando no estás seguro de tus deseos o necesidades, para ayudar a prevenirlo y obtener apoyo, mantente atento a estos signos de una persona manipuladora.

  1. Te hace sentir culpable: suele hacerlo revolviendo tu cerebro con extrañas disculpas y señalamientos
  2. Ignora tu punto de vista: asume que estás de acuerdo con todo lo que dice, busca confundirte y hacerte creer que dijiste o hiciste algo para validar su punto de vista
  3. No te da tiempo para tomar decisiones: te presiona para obtener una respuesta (sobre todo cuando trata de dinero), esperando que te des por vencido y aceptes lo que pide.
  4. Lastima tu confianza en ti mismo: es una forma de manipulación clásica, porque nadie es más “dócil” que alguien con cero confianza, es por eso que constantemente te hace sentir inferior
  5. Finge preocupación: de repente hace tiempo para ti y actúa preocupado, pero al final termina tratando de obtener algo de ti, afectando tus decisiones y confianza

Si identificas alguna de estas señales en tu relación, replantea si vale la pena estar con esa persona y busca ayuda de una persona de confianza o de un especialista que pueda orientarte.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (7 votes, average: 4.86 out of 5)
Loading...
Compartir
mm
Equipo moi.

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta