Señales de que la chava con la que empiezas a salir está mejor soltera

Para ahorrarte mentadas, mira esta lista con focos rojos que indican que lo mejor es correr y no mirar atrás

Compartir

A todos nos alcanza el impulso por buscar una pareja. El asunto es biológico y la naturaleza nos “prepara” desenchufando nuestra parte racional así que le vemos más virtudes y menos defectos. Para cuando se nos pasa el encanto inicial, a veces ya es demasiado tarde y ya estás en una relación infernal. Pon atención a las siguiente señales de que esa chava con la que empiezas a salir está mejor solita:

 

1. La mamá suplente:
Ya desde la primera cita te quiere “reeducar”. Qué debes comer, cómo sentarte, tus modales, que seas más caballeroso y que pidas todo por favor. Igual y a todos nos hace falta una pulidita, pero nunca es bienvenida cuando viene acompañada de un regaño o estas “amables observaciones” se vuelven muy invasivas. Si dice que le gustas, pero te quiere cambiar, en realidad no le gusta quien eres.

2. La impredecible:
De pronto está feliz, al minuto siguiente gruñe y antes de que lo pienses ya está llorando. Seguro algo no le gustó, pero como no te lo dice, tú nada más notas que su humor cambia si al ritmo de tu segundero.

3. La abusadora
Ya sabes, uno quiere ser galante y atento (al menos durante el cortejo) y de pronto te topas con alguien que cree que eso es tu obligación. Te cuidado con la que siempre espera que seas tú el que pague todo, la que se pasa diciéndote todas las cosas que quiere para su cumple y que te pide que la hagas de chofer.

4. La criticona
Podemos pensar que esta se parece a “la mamá suplente”, pero la criticona no quiere “reeducarte”, solo le gusta estar señalando todo lo que no le gusta del mundo y le encanta hacerlo sobre todo de ti y de lo que te gusta hacer. Piensa que sabe mejor que tú lo que te conviene.

5. La muy diferente
Las diferencias en temas de personalidad y de valores suelen crear discusiones y si no están de acuerdo desde el inicio, es muy probable que no cambien. Conversa con la potencial pareja acerca de lo que para ti es importante, como si quiere o no tener hijos, sobre religión o espiritualidad; qué tan importante y cómo es la relación con su familia y amigos; tus prioridades y metas de carrera e incluso cómo ve la vida. Poner las cartas sobre la mesa cuanto antes puede ser buena idea.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (11 votes, average: 4.64 out of 5)
Loading...
Compartir
mm
Tanatólogo y psicoterapeuta. Experto en pérdidas, autor de Los claroscuros del amor y el auténtico rockstar del amor.

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta