Señales de que estás autosaboteando tus relaciones

¿Te pasas buscando el siguiente pretexto para terminar? ¿Comparas demasiado? Estos son 4 hábitos que están haciendo que tú misma le metas el pie a tus relaciones

Compartir

Quizá te suena familiar, llevan un par de semanas saliendo, pero en cuanto las cosas empiezan a ponerse serias, acabas por poner un pretexto para no salir con él o de la nada, comienza a molestarte todo lo que hace cuando está contigo. Si te ha pasado esto, tal vez seas víctima de un autosabotaje.

“Expertos en psicología definen el autosabotaje como una expresión de nuestras luchas internas. Dentro del contexto de pareja, a veces dejamos que estas inseguridades interfieran con la relación, ya sea por ansiedad, miedo u otros conflictos que juegan en contra de nuestra propia felicidad”, explica Rocío Cardosa, project manager de AdoptaUnChico.

Tomando esto en cuenta, identificamos 4 señalas claras de que estás interfiriendo con tu propia vida romántica (tal vez sin quererlo o saberlo):

No dejas de comparar

Lo que hacen tu amiga y su chico, cómo eran las cosas con tu ex, o cualquier otra idea de romance que se te haya quedado grabada por una peli o serie, no dictan que tan bien o mal está su relación. Imponer estándares o expectativas totalmente fuera de su dinámica y estar comparando constantemente no solo hará sentir presionado a tu compañero, sino que es el primer paso hacia un desenlace poco feliz.

Siempre tienes “un pie afuera”

Si llevas prácticamente un contador de los strikes de tu chico, es porque estás casi apostándole a que algo saldrá mal y ya anticipas un “fracaso amoroso”. De la misma forma, esto puede manifestarse cuando (aunque no lo reconozcas) estás esperando el mínimo pretexto, detalle o “error” para convencerte de que no “estaban listos para el siguiente paso” o que “no tienes tiempo para distraerte con citas y mejor no le sigues la platica a ese chico que te envío un hechizo en la app”. O sea, antes de que siquiera exista una puerta, tú ya saliste por ella. 

Te contradices

Siempre dijiste que tú no eras la típica novia celosa y controladora, o que nunca saldrías con dos chicos a la vez porque la infidelidad no es lo tuyo. Corte A: haces justo eso. La indecisión y frustración de no tener claro cómo te sientes o lo que quieres, pueden llevarte a actuar de manera diferente a lo que piensas y dices. Además, si juras que ahora sí te esforzarás para que “esta vez funcione” y haces exactamente lo mismo o empeoras ciertos patrones, vas en el camino totalmente contrario.

Evitas o ocultas cosas

No solo de tu pareja, también de ti misma. Un primer signo es no reconocer que estás buscando razones para que las cosas no se den o evitas aceptar que algo no te está dejando fluir en una relación. La negación puede llevarte a tolerar o caer en conductas  destructivas y puede crear un efecto bola de nieve que, frecuentemente, limita tus oportunidades de sentirte contenta contigo y con las personas que te rodean.

Hacerte consciente de estos malos hábitos es una buena manera de trabajar otros pendientes emocionales ya que te empoderan a tomar mejores decisiones a nivel personal y en el amor.

Si quieres saber más sobre AdoptaUnChico, puedes seguirlo en sus redes sociales:

Facebook

Twitter

Instagram

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta