Reglas básicas para ser un verdadero caballero

Porque abrir la puerta, no es suficiente

Compartir

Porque hay prácticas que no deberían perderse ni aunque pasen mil años…

 

1. Si un CABALLERO camina por la banqueta, por un pasillo, sube o baja escaleras, siempre va por la derecha.

2. UN CABALLERO no lleva parafernalia en los bolsillos. Un llavero lleno de chunches rompe la línea del pantalón más caro.

3. Un CABALLERO no checa sus mensajes ni mucho menos los manda si está en la mesa. Incluso en su propia casa. Menos con invitados.

4. Situación: el CABALLERO está con dos personas que no se conocen y las quiere presentar. Siempre nombra primero al mayor: Sr. López, le presento a Juan Pérez.

5. Un CABALLERO nunca se siente tan importante como para decir o hacer cosas que hagan a otro sentirse disminuido.

6. Un CABALLERO sabe que la ropa no hace al hombre. Pero sabe que, tratándose de primeras impresiones, el guardarropa puede hablar más alto que sus acciones, quizá más que sus palabras.

7. Un CABALLERO no se pone esmoquin antes de las cinco de la tarde. No importa lo que hagan los demás.

8. Un CABALLERO nunca apoya un vaso o taza directo sobre un mueble ajeno. Aunque el mueble ajeno le parezca horrible.

9. Un CABALLERO no se acomoda el bulto en público.

10. Un CABALLERO es caballero con la mujer a su derecha en una mesa múltiple, cuando se sienta o deja la silla.

PLUS: Si un caballero dice que llamará… llama. 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (39 votes, average: 4.44 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta