Las 5 quejas que más aquejan a las parejas

El amor no es lo único que surge en una relación, también hay problemas. Si quieres que funcione es necesario establecer acuerdos y compromisos que los resuelvan

Compartir

Estas son las broncas que más escucho y las soluciones pa’ no acabar en divorcio.

 

1. QUEJITIS AGUDA (O SEA, LA QUEJA DE LA QUEJA)

SITUACIÓN: Siempre llegas a tu casa y lo único que quiere tu pareja es quejarse de todo.

CAUSAS

  • Lleva todo el día siendo farol de la calle, esperando a desahogarse con quien más confianza tiene: su pareja.
  • Cree que solo él o ella lo van a entender, porque no andarías con alguien que no crea que tu jefe es un pen$*&#.
  • Siente que esa persona tiene la obligación de escuchar y, peor, contestar lo que quiere oír.

SOLUCIÓN

  • Escucha sin actitudes de fastidio las primeras veces, pero sí hazle notar el patrón de comportamiento. Dile que los momentos en que están juntos tam- bién son para disfrutarlos y olvidarse de los problemas. Si no, ¿qué chiste?
  • Cambia la manera de comunicarte. Busca ser más empático, pero trata de sacarle el lado bueno o buenas noticias.
  1. ES QUE NO ME ENTIENDE

SITUACIÓN: NUNCA quiere hablar de las cosas importantes contigo y, si lo hace, la cosa termina en pleito.

CAUSAS

  • Evade el problema. Cree que si un problema no se ve, no existe.
    • Mucha gente tiene la falsa creencia de que toda queja los obliga a dar una solución práctica, pero a veces la persona solo quiere que la escuchen.

SOLUCIÓN

  • Observa cómo te acercas a tu pareja. ¿Es con actitud retadora o acusándola? Acuérdate de que “el tenemos que hablar” es primo hermano del “te puedo decir algo sin que te enojes…”.
  • Aprende a mantenerte en un tema. Aunque parezca muy cuadrado, establecer un tiempo especí co para hablar y buscar juntos una solución son buenas maneras de salir bien librados de la bronca.
  • A un acuerdo no se llega solo escuchando, aprende a decir tus necesidades y entren en una negociación.
    Evita reclamos del pasado distante. No pretendas arreglar la relación en dos horas.

 

  1. LA COOPERADA Y LAS ATENCIONES

SITUACIÓN: Quiero cooperar más con mi pareja y no quiere / Estoy hasta el copete de ser yo quien siempre haga el primer acercamiento.

CAUSAS

  • La idea de que siempre hay que estar sexualmente disponible.
    • Se siente inseguro. La sexualidad es un tema muy íntimo y puede afectar su autoestima si se siente rechazada o no deseada por ti.

SOLUCIÓN

  • Hablen abiertamente del tema. Eso te va a ayudar a ver que no es que no le resultes atractiva, sino que hay otras cosas de fondo.
  • Dale espacio para que actúe. Primero hazle saber tu sentir y en vez de presionarlo a que, mmm, “te cumpla”, dale tiempo para que interiorice el problema y haga ajustes.
  • Actúen de manera natural. La sexualidad es muy importante, pero no sostiene la relación. Si todo el tiempo están presionados porque “tienen que” en vez de “quieren”, nomás no les va a salir.

4 LA MALDITA TECNOLOGÍA

SITUACIÓN: Nunca me contesta los Whats y eso que vi que se conectó a X hora.

CAUSAS

  • Literalmente no puede. La inmediatez de las redes sociales nos ha hecho creer que todo el tiempo tenemos que estar disponibles.
  • Tu baja autoestima. Si no te contesta y se te ponen los pelos de punta, lo más seguro es que el problema sean tus inseguridades.
  • Por practicidad. También sabes que ese mensajito se iba a convertir en una conversación eterna, y si no, igual te ibas a ofender.

SOLUCIÓN

  • Deja de stalkear. Espiar a tu pareja en las redes y ver a qué hora se conecta solo aumenta tu ansiedad.
  • Hazle saber qué sientes cuando no te responde. Y, ojo, no nos referimos a cuando se le pasa una vez; si ya viste que nunca lo hace, es momento de hablarlo y que busquen juntos una solución.
  • Busca ser más sensible. No dejes mensajes sin responder y entiende cuando no te conteste, en especial si es en horarios de trabajo y sabes que se ocupa o cuando está con algún amigo.
  1. QUERER ANDAR CON UN ADIVINO

SITUACIÓN: Llevamos mil años, ya debería de saber lo que quiero

CAUSAS

  • No sabes expresar tus necesidades. La bronca de que el otro no sepa lo que queremos es nuestra y de nadie más.
  • El mito de que el amor es clarividencia. Si la gente con trabajos sabe lo que quiere, por qué tu pareja debería de ser adivina.
  • Que desconozca algo no signi ca que no te ama. Temes al rechazo. Nadie quiere que le digan que no, pero lidiar con eso se le llama tolerancia a la frustración, ¡trabaja en eso!

SOLUCIÓN

  • Trabaja en ti. Sé claro y específico acerca de qué, cuándo y cómo necesitas algo. Y aprende a pedir.
    • Aprende a expresarte. Si tu pareja te ha hecho peticiones que no has cumplido, revisa tus emociones. Muy probablemente haya un enojo que no estás sabiendo manejar o expresar claramente.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (14 votes, average: 4.50 out of 5)
Loading...
Compartir
mm
Tanatólogo y psicoterapeuta. Experto en pérdidas, autor de Los claroscuros del amor y el auténtico rockstar del amor.

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta