La suerte de la fea… ¿realmente la bonita la desea?

No siempre la más bonita es la que acaba con pareja y alguna que otra que no parece tan atractiva trae su galanazo. Hay dos razones básicas para este curioso fenómeno

Compartir

Qué tan atractivo se considera un hombre. Conste que no hablamos de qué tan guapo sea el caballero, sino qué tan atractivo se siente. Sabemos que la apariencia física y la buena autoestima no siempre van de la mano. El doctor Glenn Scheyed Jr de la Universidad Nova Southeastern, en Florida, dice que la percepción de atractivo físico de los hombres hacia las mujeres está determinada por su propio atractivo físico percibido.

Esto, en cristiano, quiere decir que cada hombre se empareja con las mujeres que ve tan guapas como él se ve a sí mismo. A las más guapas que él ni las pela, pues piensa que para qué le invierte a una que cree que no le va a hacer caso. Si te preguntas si al revés funciona igual, pues no: las mujeres sí le apuestan a hombres más guapos que ellas, según el doctor Scheyed.

Los hombres prefieren  a las más atractivas solo para relaciones casuales. Sí, ya sé, no siempre, pero es regla. O al menos esto dice un estudio publicado en el British Journal of Psychology, realizado por los doctores Anthony Little, de la Universidad de Stirling y Benedict Jones, de la Universidad de Glasgow. A ellos también les picó la curiosidad sobre esto y estudiaron a casi 400 hombres heterosexuales. De estos, la mitad tenía pareja y la mitad no. Les mostraron fotos de mujeres, unas más guapas y otras menos. Les preguntaron cuáles les gustaban para ir en serio y cuáles nomás para un rato lujurioso. Pues resultó que la mayoría de los hombres dijo que las más guapas era para pasar el rato y las menos guapas para ir en serio.

¿Por qué? Los investigadores especulan que los que ya tienen pareja prefieren a las guapas para una “canita al aire”, al fin que de todos modos ya saben que no quieren compromiso con ellas y pues se quieren dar el “gustito”. Los que no tienen pareja, quizá consideran a las más guapas como más coquetonas y no tan fieles y como que para ser la madre de sus hijos, pues mejor agarran a una menos llamativa, pero más “seriecita” (según ellos).

Aquí convienen aclarar que esto opera cuando hay que comparar, así que aguas si crees que es buena estrategia andar con amigas menos guapas que tú, creyendo que con eso se van a fijar más en ti para algo serio. Por cierto, este estudio también confirma lo que mencionamos en la razón anterior, pues dice que los hombres que se consideran más guapos a sí mismos, tienden a preferir a las más atractivas, tanto para pasar el rato, como para algo serio.

Podemos estar de acuerdo o no, pero por ahora estas son las explicaciones que nos ofrece la ciencia y lo demás es pura especulación. Aún así no te confíes y recuerda que toda mujer es bonita, pero siempre ayuda una manita.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (16 votes, average: 4.44 out of 5)
Loading...
Compartir
mm
Tanatólogo y psicoterapeuta. Experto en pérdidas, autor de Los claroscuros del amor y el auténtico rockstar del amor.

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta