¿Felices los 4… los 6… los 8? ¿Lo swinger es para ti?

Aceptémoslo, las relaciones de pareja ya no son como antes. Hoy hay más apertura a ciertos temas que seguro años atrás nos hubieran escandalizado. Aunque nos la demos de muy open mind, hay ciertas prácticas que no son para todos. Checa esta guía sobre los swingers

Compartir

Mantener el deseo sexual es una de las tareas más complicadas, sobre todo, si ya llevan un tiempo juntos, porque la actividad sexual, la espontaneidad y la novedad disminuyen (no es gratuito que entre 60 y 80% de los hombres y 40 y 45% de las mujeres han sido infieles). Si les empieza a surgir esa cosquillita de darle variedad al asunto, pueden pensar en experiencias swinger.

Acérquense al tema de la siguiente manera:

* Pongan las cartas sobre la mesa. Se platica con calma y para que funcione ambos deben estar de acuerdo.

* Reglas claras. Pongan las reglas con las que se sientan cómodos, por ejemplo, no se vale con conocidos ni en la casa que comparten.

* No fuercen las cosas. Si no le funciona a alguno de los dos, pueden cambiar las reglas del juego o de plano no entrarle.

* Paso a paso. Empiecen lento, antes de dejarse ir como hilo de media.

* No se engañen. Una cosa es tener una relación y otra que se mientan, si tienen acuerdos y reglas claras, hay que cumplirlas.

 

¿Qué es eso de los swingers?

La teoría más popular del surgimiento del estilo de vida swinger apunta a los pilotos de la fuerza aérea estadounidense, cuando llevaron a sus mujeres a las bases militares. Tal parece que la alta probabilidad de morir en combate los llevó a practicar el intercambio de esposas como un desahogo, además de que no la dejaban “desamparada” en caso de que el marido muriera. En 1950 este fenómeno fue descubierto por los medios de comunicación y lo llamaron “Wife Swappers”. Existen varias teorías sobre las causas del cambio de nombre, pero se cree que la más certera apunta a que un ministro religioso los llamó swingers, porque iban “balanceándose” de una cama a otra. En México comenzaron a aparecer en los años noventa, aunque fue hasta el 2000 que se pusieron de moda los bares enfocados en este tipo de prácticas.

No es lo mismo…

Ser swinger es diferente a tener una relación poliamorosa, porque estos pueden tener varias parejas de manera simultánea (hay encuentros sin la pareja principal y hay sentimientos involucrados, es como relaciones paralelas), los swingers no requieren salir del esquema de la monogamia, solo es un encuentro sexual y chao. Tampoco es lo mismo que tener una relación abierta, donde queda abierto el permiso de expresar interés o tener una relación erótica o afectiva por otra persona sin necesidad de decirle a la pareja formal.

 

Hay de swingers a swingers

La vida swinger es para parejas con mentalidad abierta, consolidadas y que confían una en la otra porque saben que los acuerdos y límites se van a respetar. Hay varios “grados” de hacer swinger, porque puede ir desde ver a otros mientras tienen relaciones sexuales o dejarse ver por otros (voyerismo) pero sin tener contacto con ellos, hasta tener sexo con otra pareja.

 

Soft swinger: No hay contacto sexual entre parejas. Solo comparten el cuarto, pero cada pareja en su propia cama viendo y siendo vistas por la otra.

Hard swing: Se vale todo, previamente acordado por las parejas involucradas e incluye penetración,  juguetes, tríos, voyerismo, sexo oral, etcétera.

Sexo en grupo: Hay sexo con múltiples compañeros en un mismo lugar.

 

Algunas estadísticas

Un estudio con 1,600 parejas swingers, realizado en conjunto por la Universidad Bellarmine en Louisville y la Universidad de Barton descubrió que:

– 78.5% de las parejas swingers están “muy felices” en su matrimonio, en comparación con el 64,0% de la población general. La tasa de divorcio es ligeramente menor a las parejas monógamas.

Las parejas swingers tienen una unión más fuerte entre ellos.

 

 Si ya decidieron entrarle, estas son las reglas básicas

  1. No es no. No pasa nada que tú no quieras, nadie te debe forzar a hacerlo. Si tu pareja no está de acuerdo con el encuentro, no la presiones.
  2. No establezcas ningún tipo de relación afectiva o emocional fuera del encuentro swinger. No se vale intercambiar teléfono con la pareja de alguien más y verse a escondidas de sus respectivas parejas, eso no es ser leal y sí un infiel tamaño jumbo.
  3. Lleguen a los encuentros con los límites acordados. Si como pareja ya lo hablaron y acordaron en que no pasarían de los besos o caricias no se vale que al momento de la acción se les “pase la mano”.
  4. Sean discretos. No hablen del estilo de vida swinger con quienes no hayan manifestado interés al respecto, eso es respetar las ideologías y creencias morales de los demás. Protejan el propio anonimato como el de otras personas swinger.
  5. Cuídense. Cuiden al máximo la higiene y apariencia personal cuando asistan a algún encuentro. Y, por favor, SIEMPRE tengan encuentros con protección. Aunque ustedes no usen condón en su relación, cuando involucran a terceros es indispensable cuidarse.
  6. Diviértanse. Sean amigables y cálidos con las amistades swingers, pero nunca invadan los ámbitos emocionales de otras parejas.

 

CASA SWINGER – LA CASA DE LA LUJURIA
Dónde: Laguna de Mayrán, Verónica Anzures
Informes: 5687 0969

EL CLUB SW
Dónde: General Prim 9, Centro.
Informes: 5512 3737

SQ CLUB SWINGER
Dónde: Eje 5 y Xola, Narvarte. Tienes que hacer reservación primero para que te den la dirección completa.
Informes: 5549 5550

 

Ahora que si quieres saber un poquito más, puedes echarte El juego de las llaves, la nueva serie de Amazon Prime Video que aborda el tema de una forma muy divertida. Nosotros tuvimos la oportunidad de platicar con sus protagonistas: Marimar Vega, Horacio Pancheri, Maite Perroni, Humberto Busto, Sebastián Zurita, Ela Velden, Hugo Catalán y Fabiola Campomanes sobre las relaciones monógamas a largo plazo y su experiencia participando en un proyecto que involucra la temática swinger.

Ellos coinciden en que la comunicación y la confianza son claves para cualquier relación y que siempre se vale buscar alternativas que fortalezcan los vínculos emocionales, siempre y cuando, todos estén de acuerdo.

El juego de las llaves, cuenta la historia de cuatro parejas de amigos que se intercambian para generar nuevas combinaciones sexuales (lo bueno viene cuando se empiezan a mezclar sentimientos) y así darle un twist a sus relaciones. Si la ves, no olvides contarnos qué te pareció y si te animarías a intentar este estilo de vida con tu pareja.

 

 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta