Cosas que no son tóxicas en una relación

En una época donde la toxicidad en las parejas es el tema de cada día, te decimos qué cosas no son tóxicas en una relación

Compartir

En los últimos tiempos es muy común escuchar, leer o saber de relaciones tóxicas. Pero, de verdad ¿tooodo lo que creemos que entra en esta categoría lo es? A continuación te decimos las cosas que no son tóxicas en una relación.

Hablar con tu pareja sobre las cosas que te incomoda o expresar lo que no te hace feliz… ¿podría ser tóxico?

Antes que otra cosa, me gustaría mencionar la postura de la psicóloga Cristina Roda Rivera, quien dice que:

“Llamar tóxico a alguien no es inocuo. De hecho puede ser un ataque muy serio, un insulto cruel disfrazado de la autoridad moral que puede darte haber ojeado un par de libros de autoayuda, sin mayor compromiso o intención con su lectura que la de delegar responsabilidad en otros”.

Entonces, ¿qué cosas nos han vendido como tóxicas y en realidad no lo son? A continuación te lo platicamos:

  • Expresarle a tu pareja lo que no te gusta, lo que te incomoda o te hace sentir mal.
  • Compartir tus problemas, hablar de tus preocupaciones y buscar en él / ella una red de contención.
  • Pedir responsabilidad afectiva y disponibilidad emocional.
  • Comunicar tus miedos o inseguridades. 
  • Mostrarte vulnerable, expresar eso que fuera de la relación de pareja puede llegar a tener un impacto en tus emociones.

Recuerda que nadie es perfecto, el reto es aceptar y trabajar en eso que sabemos que puede ocasionar que nos relacionemos desde lugares equivocados, hablar de las cosas que nos pueden afectar en una relación de pareja y trabajar por mejorar. 

El crecimiento y el éxito de una relación amorosa depende, en gran medida, del nivel de comunicación y confianza que desarrollen. Para esto, ambos deben de estar dispuestos a escuchar, hablar y empatizar (cuando sea necesario).

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votes, average: 4.50 out of 5)
Loading...
Compartir
Soy comunicóloga, amo escribir, leer, bailar, viajar, el café y el teatro.

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta