¿Cómo hablar de dinero con tu pareja?

El dinero es la tercera causa de divorcio y uno de los peores asesinos de las relaciones de pareja

Compartir

Si van a empezar a planear una vida juntos, por más que amen al fulano o fulana no se les puede olvidar que, “cuando el hambre entra por la puerta, el amor sale por la ventana”. No caigan en errores como:

Evitar el tema
Una investigación realizada por el Dr. Terri Orbuch Ph.D conocido en Estados Unidos como “The lover doctor”, reporta que 7 de cada 10 parejas tienen tensiones fuertes por temas de lana. Es lo más paradójico que por evitar el tema tengan broncas voluntarias.

Confundir confianza con amor
Una cosa es ser pareja y otra es no poner límites; como decía mi abuela: “cuentas claras, chocolate espeso”. Si tu pareja te pide un préstamo o te propone juntar el dinero de los dos en una cuenta, deja las condiciones claras y por escrito. No se vale defenderse por esto, es simplemente para ahorrarse muchos dolores de cabeza y discusiones sin fin.

Poner el cuerno financiero
O sea, que uno de los dos gaste sin avisarle al otro. Por ejemplo, se casan y deciden ahorrar para un depa y a los tres meses uno de los dos da un enganche para un coche carísimo, “de sorpresa”. Bye, confianza y bye, matrimonio. Un estudio de Estados Unidos reveló que las parejas tienen más problemas cuando no se consultan gastos mayores de 150 dólares. Entonces: una blusa, no hay bronca, una tele de 89 pulgadas, habrá bronca.

Guardar las deudas en el cajón
Las deudas no se pueden ni se deben ocultar porque a la larga crecen sin control hasta que no podemos hacer nada. Las deudas pueden destruir la mejor de las relaciones. No importa cuánto amor hay en una pareja, si uno de ellos está poniendo constantemente a la pareja en deuda, es muy probable que eventualmente la relación se destruya.

Sentarse en sus laureles
Que como es el hombre va a asumir los gastos fuertes, que como gana más ella paga la renta… cero. Esta idea de que la obligación de mantener al otro depende del género o del suelo solo hace daño; cada pareja funciona de diferente manera, pero te aseguro que si uno siente toda o la mayor parte de la carga económica sobre su cartera, despierta tensiones y resentimientos.

RECOMENDACIONES PARA NO MATARSE

  • Descubran sus traumas
    Muchas veces los pleitos alrededor del dinero tienen más que ver con asuntos de control, miedos, autoestima y amor. Piensa en cómo eran tus papás con el dinero, qué papel jugabas cuando estabas creciendo y cómo eres tú con la lana ante de proyectar tus broncas pasadas.
  • Sin gritos ni sombrerazos
    Si se esperan a mentarse la madre porque uno gasta como sultán y otro es un codo, la relación va a valer. Encuentren un momento en el que no estén cansados ni enojados para hacer números en calma; analicen cuánto tienen y cuánto gastan sin culpar, sin acusar y hablando bonito pero firme.
  • El otro también tiene su corazoncito
    Hasta en esto somos diferentes: las mujeres ven el dinero como un signo de estabilidad y seguridad, ahorran para emergencias y se angustian más con problemas económicos. Los hombres toman más riesgos y ven el dinero como una amenaza para su autoestima. Entiende a tu pareja y encuentren un punto común para comprometerse.
  • Un “hasta aquí” no le hace daño a nadie
    Tengan reglas claras: pongan una cantidad que pueden gastar sin consultar al otro (como el súper) y pónganse de acuerdo en el resto de los gastos grandes (un coche, una casa, un viaje, un seguro de vida). Ya de paso, armen entre los dos un presupuesto, para que sepan en dónde están parados respecto a la lana.
  • ¿Y ora qué?
    Si tú eres puro glamour, shopping cada mes, carro del año y los mejores restaurantes, te va a costar mucho trabajo tener una vida con alguien a quien le importa más ahorrar para el futuro. Si se pone fúrico cada vez que compras un trapito porque “eso iba para el fideicomiso universitario de los hijos que aún no tienen”, ponte alerta.

 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (14 votes, average: 4.36 out of 5)
Loading...
Compartir
mm
Psicoterapeuta especializada en la codependencia y las relaciones de pareja. Imparte conferencias y talleres. Es autora de dos libros: Amor ... ¿o codependencia? y Lo que ellos dicen sobre ellas

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta