Cómo formar el equipo perfecto con la pareja perfecta

"Porque el amor es un juego, que hay que saber jugar"

Compartir

Cuando trato de explicarles a las parejas la función que deben tener en su relación, me doy cuenta de que les cuesta trabajo mantener un concepto claro de lo que les estoy diciendo (principalmente a los hombres). Aprovechando que salimos del ambiente “Mundialista”, me he dado a la tarea de hacer una analogía o comparación de las relaciones de pareja con el futbol, y caben perfecto ya que ambos son sistemas que forman una dinámica con un fin común.

Como ya lo he mencionado con anterioridad para formar una pareja funcional son necesarios dos elementos que son pilares de todas las relaciones:
“Compatibilidad” y “Madurez”.

Así como de la misma manera también para formar el equipo de futbol de ensueño se requiere de: “Conjunción” (Saber trabajar en equipo y siempre para el equipo) y “Liderazgo” (Nunca descuidar su posición y seguir entrenando para ser siempre el mejor en su posición)

  • COMPATIBILIDAD O CONJUNCIÓN (TRABAJAR PARA EL EQUIPO):

En primer lugar, tanto para un equipo de futbol, como para una pareja, lo más más más más más importante siempre tiene que ser “EL EQUIPO” mismo o “LA PAREJA” en sí.

Es decir, al momento de formar un sistema o una pareja siempre tenemos que ver primero por el bienestar o el triunfo de los demás antes de ver solo por el propio. Ya que, si el equipo gana, yo gano con él, pero si el equipo pierde yo también pierdo con él. Ahora, la pregunta que siempre me hacen es la de ¿Y yo cuando voy a ver por mí?. Pues si somos un equipo, así como yo veo por ellos, ellos también van a ver por mí, y si no es así, entonces no somos un equipo y todos estamos destinados a perder.

Con la camiseta puesta:   

En una pareja se aplica de la siguiente forma: Suponiendo que una pareja se dispone a salir a una fiesta, y uno de ellos se está tardando más de lo esperado para arreglarse y por lo tanto, lo más probable es que lleguen tarde al evento.

Si la pareja sabe jugar en equipo y ve por el equipo, entenderá que lo más importante es “mi pareja” ante todo y ante todos, por lo que en su escala de importancia siempre tendrá presente que la relación de pareja es primero. Por lo tanto, no le tomara importancia a las críticas o malestares de los demás, ya que más vale una pareja feliz que una pareja puntual. Por lo que en lugar de pelear o discutir por la demora,  la pareja que ya se encuentra lista le ayuda en todo lo que se necesite para llegar juntos y contentos.

El 2 contra 1:

En el futbol el 2 contra 1 es cuando un atacante que tiene el balón, es detenido por 2 jugadores que están defendiendo al mismo tiempo. Es decir, los 2 se van contra el atacante.

En la pareja tenemos que defender siempre de la misma manera. Si a mi pareja la están atacando siempre tengo que llegar a ponerme de su parte y apoyarla en todas sus decisiones. Así sea su familia, mi propia familia o hasta mi misma madre siempre tengo que salir en apoyo de mi pareja. Al igual que apoyarla en sus ideas ante los demás. Ahora, si en algo no estoy de acuerdo con mi pareja lo tenemos que discutir y arreglar en los vestidores, pero “Jamás delante de los demás” ahí siempre tenemos que ser un mismo equipo, de lo contrario ya perdimos el partido mucho antes de empezar a jugarlo.

El acompañamiento de las jugadas:

En el futbol se habla de acompañar, cuando todo el equipo sigue al jugador que lleva el balón haciendo lo mismo que él hace y anticipándose a lo que va a hacer. Es decir, si él corre hacia el frente, todos corremos hacia el frente; si él comienza a ir hacia atrás, todos vamos hacia atrás; si él corre en diagonal, todos nos abrimos para que nos pase el balón.

En una pareja es muy similar, si la pareja comienza a limpiar, la otra pareja también tiene que acompañarla en la limpieza; si la pareja decide emprender el sueño de su vida, la pareja debe de estar ahí para apoyar; si la pareja decide poner un negocio, la pareja tendrá que apoyar en todos los sentidos con ella. Así como si la pareja decide descansar, también es momento de descansar.

Hablarse:

En el lenguaje futbolero hablarse significa que antes de hacer una jugada se ponen de acuerdo sobre lo que harán en ese momento. Cuando llega el balón se le avisa al compañero que es él, quien le va a pegar o agarrar  para no chocar entre ellos, quedarse parados los dos o anotarse un auto-gol en el peor de los casos.

Con la pareja debe haber comunicación todo el tiempo, de lo contrario chocaremos en las acciones a tomar, o estaremos confiados en que nuestra pareja fue a pagar el teléfono y al final nadie lo pago. Así como saber cuándo mi pareja tiene problemas y requiere que se le apoye.

  • MADUREZ O LIDERAZGO (Darle confianza y tranquilidad al equipo):  

Es sumamente importante tanto para un equipo de futbol como para una pareja la seguridad y confianza de que el equipo o la pareja en este caso no te va a dejar morir solo. Por lo tanto, es ahí en donde se requiere de toda la madurez, compromiso y lealtad hacia el otro, recuerda de que son dos contra el mundo.

Busca tu posición más cómoda:

En el futbol buscar tu posición se refiere a que en primera instancia sepas si serás portero, delantero o volante. No hay una posición mejor que otra, solo hay personas que se les facilita jugar más en una posición que en otra. Lo mismo sucede con la pareja en donde se tienen que poner de acuerdo en todo. Desde quién trabaja, quién se queda en casa, si los dos son los proveedores, hasta qué labor van a realizar con los hijos, con la casa y con los familiares más cercanos, etc.

Lo importante es cumplir lo acordado para formar un ambiente de lealtad y confianza. De lo contrario na habrá confianza ni habrá equipo.

Haciendo cambios de posición:

En el futbol es el director técnico el que se encarga de hacer los famosos cambios. Pero  la pareja misma tiene que hacer las modificaciones pertinentes en el lugar que ahora tienen que ocupar cada uno de ellos. Recuerden que los cambios son importantes necesarios e inevitables en toda relación de pareja.

 

Cuida siempre tu posición:

Recuerda que el equipo en todo momento cuenta con tu trabajo, por lo tanto, nadie más que tú puede hacerlo. Si en algún momento no puedes, es muy importante que tengas la comunicación con tu pareja para que se hagan ajustes y no se caiga en un fuera de lugar que perjudique a todo el equipo.

Es decir, si no tienes tiempo, dinero o ganas de pagar el teléfono, es mejor comunicárselo a tu pareja en el momento, para que se llegue a una solución ya sea momentánea o permanente. No hablarlo en tiempo y forma rompe con toda dinámica de juego. Ahora si de plano tu pareja no quiere jugar es porque hay un problema con él, en la posición que está jugando en donde tal vez no se siente cómodo o no esta a gusto con el equipo (con la pareja).

Dejar el alma en la cancha:

Tanto en el futbol como en el amor siempre hay que dar el 200% y nunca dejar de defender y atacar. No debemos permitir que todo el trabajo se le cargue a nuestra pareja, al contrario, debemos de ser equitativos en todo momento. Si ya no tengo resistencia, es importante seguir entrenando para dar más del 100%.

Cuando la pareja cumple con todo lo establecido y en todo momento no deja de luchar hasta el final, se crea un ambiente de cordialidad, confianza, seguridad y principalmente de admiración que es lo que hace que no se pierda el amor.

Al final lo importante es ganar y pasárnosla bien en el juego, por lo que un equipo que no se divierte al jugar, nunca comenzará a ganar…

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (6 votes, average: 3.67 out of 5)
Loading...
Compartir
mm
Neuropsicólogo, psicoterapeuta familiar y de parejas, con la especialidad en niños y adolescentes. Y creador de la corriente psicológica “Reestructuralismo Sistémico”. institutopsiqueac@hotmail.com

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta