¿Cómo aceptar cuando una relación ya no se puede salvar?

Porque es de sabios reconocer cuando una relación no da para más ¿Estás ahí? ¡Sigue leyendo!

Compartir

Nadie entra a una relación seguro de que va a terminar. Si no, ¿para qué empezar? Pero muchas, de hecho la mayoría, se acaban. Pero pareciera que lo más difícil es precisamente eso, que se acabó. Quizá en el fondo de tu corazón lo sabes, y quisieras que no fuera así, o solamente estás buscando las señales que te lo confirmen para tomar una acción, o un día estás 100% seguro y al siguiente ya no tanto.

Pa’ qué te juntaste

No todas las personas se casan por la misma razón, algunas buscan estar acompañadas a largo plazo, mientras que otras lo que quieren es un porrista que los ayude a alcanzar su máximo potencial. Esa es una de las principales razones por las que una relación termina. Y no tiene nada de malo salirte de algo que no sientes que te aporta lo que tú necesitas.

Otra razón, aunque relacionada, es que ya no te sientes tú mismo. Sientes que te falta vida, felicidad, propósito, en fin, todo lo que te hacía ser quien eras ha desaparecido y si crees que es tu pareja la que te chupó todo eso, aunque no seas miserable, ni modo hay que salirse de ahí

 No hay duda de que se acabó cuando: 

  1. Se presenta abuso emocional o físico 
  2. Hay un diálogo interno sobre lastimarte a ti mismo o al otro
  3. Se acabó el respeto de todo tipo en la relación
  4. No hay compasión ni actos buenos de un lado o del otro
  5. Lo que quieren del futuro no se alinea 
  6. Te has alejado de las personas que más quieres
  7. El sarcasmo se ha apoderado de la relación
  8. Te inclinas hacia conductas autodestructivas
  9. Dudas de ti mismo por lo que el otro dice o hace (gaslighting) 

Necesidades fisiológicas

Aquí entra desde comer y dormir hasta el sexo y la cercanía física. Si esto no está cubierto por “culpa” de la relación o tu pareja sin que tú puedas hacer algo al respecto, se acabó

Necesidades psicológicas y emocionales

Dependen de cada quien y pueden ser muy, muy diferentes, pero la alegría debe ser parte de esta lista, es algo que todo mundo necesita en cierto punto de su vida y si en tu pareja no la tienes, quiere decir que hay algo realmente mal en la relación

Necesidades relacionales

Diferentes personas necesitan diferentes cosas en una relación, desde seguridad y sexo, hasta independencia nanciera o cercanía emocional, y muchas veces son la razón de estar con tu pareja. ¿Tu relación te ofrece lo que necesitas?

Necesidades sociales

Si te encantan las reuniones y pasar tiempo con tu familia de 74 personas pero tu pareja nomás no puede o no te deja, hay otra bronca

Que una relación termine no necesariamente significa que el amor se haya acabado, a veces solo se transforma

Una vez que estableciste tus necesidades en cada categoría, responde si tu pareja actual las llena, no esperando que él o ella hagan todo el trabajo, pero si se las has comunicado, pones de tu parte y no hay respuesta, lo más probable es que esta relación no tenga salvación. En una relación saludable no tienes por qué estar justificando lo que eres, lo que piensas o lo que necesitas.

Pe-pe-pero todavía lo quiero

Para muchos la bronca es que sí siguen queriendo a su próximo ex y aquí lo importante es descubrir cuál es el amor que queda. Hay amor de amistad, familiar, de compromiso, no solo existe el amor romántico, y creemos que la persona debe entrar en cada una de esas categorías cuando no es así. Porque, aunque tal vez sí sea amor, hay que recordar que con eso, o con uno solo, no alcanza. Entonces, si todavía sientes algo, el chiste es identificar el tipo de amor que sientes por esta persona para poder hacer la transición a otro tipo de relación. En especial si tienen hijos, mascotas, un negocio o algo que los obligue a seguir en contacto. Esto será importantísimo a la hora de seguir adelante con sus vidas y aunque parezca que no es así, sí lo lograrán.

Es tu decisión

Sin importar por qué te juntaste, tus necesidades, si tienen hijos o no, no te tienes que quedar en una relación que ya te diste cuenta que NO FUNCIONA. Y tiene que ser que no funcione para ti, cada relación es diferente y muchas son prácticas y otras pasionales, pero tiene que ser lo que tú quieras y necesites. Una vez que de nas eso, verás que la decisión es muy sencilla.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (32 votes, average: 4.06 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta