911 para un corazón roto

RCP, respiración boca a boca, torniquetes y desfibrilador para revivirlo

Compartir

La euforia de las primeras citas tiene explicación, dice Helen Fisher en su libro ¿por qué amamos?, pues cuando estamos enamorados a nivel cerebral se activan los mismos mecanismos que cuando consumimos drogas. Y cuando termina experimentamos los síntomas de abstinencia: depresión, crisis de llanto, ansiedad, insomnio, pérdida de apetito, irritabilidad y aislamiento. Pero si la clave está en el cerebro y sus redes, hay formas de tratarlo, así que tomamos las investigaciones de Helen para reparar tu corazón.

PLAN DE RESCATE 

Aléjate de lo que te hace daño
Nada de guardar fotos y mails, tampoco te inventes pretextos para id a donde te lo puedes encontrar. Nada de stalkear su Facebook, Twitter o cualquier red social porque estás en fase de desintoxicación. La razón: el contacto mínimo con esa persona reactiva en ti los circuitos cerebrales de la pasión romántica.

Haz una lista de cosas negativas
Una amiga decía que lo mejor era imaginar a tu ex haciendo del baño, y los especialistas coinciden en que cuando no puedas dejar de pensar en él tienes que concentrarte en los rasgos negativos (le olían lo pies o tronaba la boca al masticar). La razón: con la distancia y el tiempo a veces idealizamos lo que teníamos con el otro, así que lo mejor es traer los peores recuerdos para que la razón nos ayude.

Mantente ocupado
Distráete, visita a tus amigos, aprende algo nuevo, adopta un gato, un perro, toma las vacaciones que siempre has soñado, haz cualquier cosa para reenfocar tu atención. La razón: cuando padecemos la desesperación de un amor no correspondido casi siempre hay una caída de los niveles de dopamina, encargada de los sentimientos de satisfacción y placer, por eso necesitamos hacer cosas nuevas porque eso eleva su producción.

Haz ejercicio
Aunque sientas que no tienes energía para nada, tienes que obligarte a hacer algo de actividad física, eso es básico para superar el bache. Aunque sean 15 minutos al día, tu corazón lo agradecerá. La razón: la actividad física intensa eleva los niveles de dopamina en el cerebro, lo que crea sentimientos de euforia. Además aumenta la serotonina y las endorfinas, que sirven para tranquilizarte y son muy necesarias para pasar el trance de la ruptura.

Toma el sol
Elige una actividad que puedas hacer al aire libre y bajo la luz del sol: una caminata por un parque después de la comida o correr por las mañanas. La razón: el sol estimula la glándula pineal del cerebro, esto regula los ritmos corporales que elevan el estado de ánimo.

Pon buena cara y sonríe
Aunque quieras llorar, aplica eso del al mal tiempo buena cara, verás que tiene múltiples beneficios, no solo te verás más guapo y parecerás más amable, sino que la mente se la cree. La razón: los nervios de los músculos faciales de la sonrisa activan el circuito nervioso del cerebro que nos da sentimientos de placer. Tan solo imaginar que somos felices puede estimular la actividad cerebral del placer.

Pastillas para superarlo
Si intentaste todo lo anterior y después de dos años te sigue doliendo como el primer día, es hora de ir con un profesional. Los antidepresivos pueden ayudar a superar la angustia. La razón: los antidepresivos aumentan los niveles de serotonina en el cerebro, que inhibe la ira y combate la desesperación que causa perder un gran amor. Pero, ¡aguas!, porque los antidepresivos tienen efectos secundarios, como el aumento de peso.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (11 votes, average: 4.18 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta