¿Qué hora es mejor para hacer ejercicio?

¡Haz ejercicio de forma divertida! Primero que nada, haz este test: Rsponde Sí o No (si es a veces, piensa en la generalidad ¡y toma una postura!): ¿Te despiertas de buen humor? ¿Te dan ganas de platicar o echar buenas vibras –y bromas- en la mañana? Al sonar el despertador, no te cuesta trabajo levantarte

2731
0
Compartir

¡Haz ejercicio de forma divertida!

Primero que nada, haz este test: Rsponde Sí o No (si es a veces, piensa en la generalidad ¡y toma una postura!):

  1. ¿Te despiertas de buen humor?
  2. ¿Te dan ganas de platicar o echar buenas vibras –y bromas- en la mañana?
  3. Al sonar el despertador, no te cuesta trabajo levantarte o ya te despertaste desde antes.
  4. Al llegar al trabajo, empiezas a trabajar ¡luego luego! A resolver pendientes, crear propuestas o lo que sea que sea tu función principal.
  5. ¡Obvio! Prefieres una junta “extemporánea” a las 7am que a las 10pm.
  6. Sientes que despertando temprano te rinde más el día.
  7. ¿Te gusta “echarte una mañanero” (luego de los 3 primeros meses de relación)?
  8. Prefieres despertar temprano –y levantarte de la cama- aunque no tengas ninguna obligación o compromiso.
  9. Prefieres empezar a trabajar temprano –tipo 7am-, que salir a media noche.
  10. Hacer ejercicio en la noche, te quita el sueño y sientes que no te funciona igual.

Rutina para quemar más clorías

Si respondiste NO a más de 7 preguntas, de verdad ¡Ni se te ocurra hacer ejercicio en las mañanas, ni mucho menos planearlo!

Generalmente, las personas que no hacen ejercicio frecuentemente (como parte de su estilo de vida) es porque son de naturaleza vespertina y como la vox populi dice que hay que entrenar en la mañana ¡no lo logran, ni lo lograrán por más de cuatro semanas o lo que dure “la motivación” para tener la recompensa!

Sí se vale entrenar por las noches

Créanme, el ejercicio debe ser parte de nuestro estilo de vida y rutina de belleza diaria, tanto como lavarte los dientes, peinarte o comer. Por eso hay que adaptarlo a nuestros ritmos circadianos, ya que en cualquier momento tiene beneficios.  

Llevo años pregonando esto: Si no eres matutino ¡no hagas ejercicio en la mañana! Ni lo planees porque seguro fracasarás. ¡Es contra-natura! 

Hay quien me debatía, pero finalmente encontré un estudio serio que me da la razón:

En el Instituto de Investigación de biología Molecular y Biofísica de la Academia Rusa de Ciencias (publicado en la revista Personality and Individual Differences) se examinaron a 130 personas que tuvieron que mantenerse despiertas durante 24 horas para comprobar su nivel de energía en este lapso de tiempo. La conclusión fue que:

  • Existen personas que pueden permanecer durante todo el día con un bajo nivel de energía, y se les identifica como aletargados.
  • Otras son capaces de seguir activos todo el día, a pesar de no dormir y sin importar la hora en que se hayan despertado, se les identifica como enérgicos.

Esto es una cuestión genética, ya que el Centro Nacional de Neurología y Psiquiatría de Tokio, encontró que el gen PER-3 (uno de los de nuestro reloj biológico) es el que marca la propensión de despertarnos más tarde o más temprano, y de nuestro nivel de energía a lo largo del día.

Ejercicios para entrenar en casa

Para los aletargados (los que respondieron más de 7 NO’s en el test): ¡No es buena opción madrugar! Porque su energía se va acrecentando a lo largo del día, siendo más productivos por la tarde-noche; es por eso que entre más temprano despierten, serán menos eficientes tanto en lo físico como en lo laboral. Ya que su ritmo circadiano no está naturalmente bien sincronizado con el ciclo natural de luz y oscuridad.

Así que ¡de verdad! Si eres “nocturno” ¡NO PROGRAMES ENTRENAR EN LAS MAÑANAS, antes del trabajo! No lograrás que sea parte de tu estilo de vida, y si no te gusta el ejercicio ¡peor aun! Encontrarás mil pretextos para no hacerlo. ¡No te auto-boicotees! Y planea entrenar saliendo del trabajo, los fines de semana, o luego del medio día.

¿Qué tipo de cuerpo tienes?
te decimos cómo entrenar

En conclusión, respeten su reloj biológico, hiiiiijos, ¡es genética!

  • Si eres madrugador (tu mayor pico de energía es al medio día): Entrenar en la mañana ¡Es tu mejor opción!
  • Si eres vespertino (tu mayor pico de actividad es hacia la noche): Entrenar en la tarde-noche ¡Es lo que debes hacer!

¡A entrenar y si tienes dudas, búscame en redes!

 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (8 votes, average: 4,88 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta