¿Vas para muerto de hambre?

Te tengo un plan, que te va a sacar del camino de la ruina por el que crees que vas.

5653
1
Compartir

¿Crees que el ahorro es solo para multimillonarios? Si te rompes una pierna, ¿esperas que venga Santa Claus a pagarte la férula? ¿Te imaginas que tus hijos / el gobierno o la Casa Blanca están obligados a pagarte el Ensure cuando estés viejito? ¡Te urge desintoxicar tu relación con el dinero con este plan!

Primero, prométeme que esta quincena no vas a poner en práctica nada de lo que te voy a decir ahorita en el plan de detox financiero. ¡No! ¡No digas que vas a empezar hoy a ahorrar! Tampoco me salgas con que vas a ir corriendo a revisar tu estado de cuenta para ahora sí pagar tus deudas. Ni te pongas a cantar “hoy voy a cambiar”. ¿Y sabes por qué? Porque la ciencia tiene razones para que no andes prometiendo que te vas a poner a ahorrar y que ya te vas a castigar hoy por todo lo malo que hiciste ayer. Y también por otra razón: Porque ya nadie canta “hoy voy a cambiar”. Esa canción déjasela a tus tías del Facebook.

Es en serio. Los científicos han hecho experimentos para ver qué tan efectivo es eso de prometerse a uno mismo dejar de gastar en los zapatos increíbles o dejar de comer pastel de chocolate y han encontrado que CERO, no sirve para nada andarse aguantando. El experimento es del siglo pasado, pero estoy seguro de que si lo haces tú ahorita, te va a pasar lo mismo. Un investigador, Roy Baumeister, encerró a un grupo de voluntarios en un cuarto que olía riquísimo a galletas de chocolate recién hechas.

Te interesa: Consejos para tener en orden tus finanzas

Después sacó a una parte del grupo y les dio de comer rábanos y a otra parte les dio las galletitas. Luego les pidió a todos que pasaran a otro experimento, a resolver algunos problemas mentales. Los que comieron rábanos, después de babear por el chocolate contestaron muchísimo peor y con menos ganas que los que comieron sus galletitas. Desde ese estudio, en 1996, ha habido un montón más para decir que uno no puede ponerse a dieta o a arreglar sus problemas de dinero si se siente culpable o si empieza con un sentimiento negativo. Para el nerd que hay en ti, abajo de este artículo pongo la referencia del estudio, por si quieres revisarlo.

También se han hecho estudios que dicen que todos nos proponemos ser mejores mañana, pero cuando llega el mañana, no hacemos nada. No necesitas que te hable de un estudio de la Universidad de Michigan o de donde tú quieras, basta con que te acuerdes que el domingo dijiste que el lunes te ibas a levantar a las 5 para empezar a hacer ejercicio y que cuando llegó el lunes te quedaste roncando bien sabroso.

Lo que han encontrado los estudios y tu propia experiencia, es que cuando te programas y te pones las cosas fáciles para cumplir tus propósitos mañana o la próxima quincena, entonces sí lo haces. Por ejemplo, si el domingo pones tu celular en el baño antes de acostarte, para que cuando suene la alarma tengas que levantarte a apagarla, entonces sí te vas a levantar temprano. O si esta quincena haces todo lo necesario para empezar el detox financiero la próxima quincena.

Por todo eso te digo que no empieces el detox ahora. Pero que sí te propongas empezar la próxima semana. ¿Otra vez tu nerd interior quiere argumentos? Corre a ver esta plática de TED.Y aquí te va el plan en cuatro puntos

  1. Deja de llorar y entiende que sí puedes ahorrar. ¿Ya acabaste de chillotear de que en México no se puede ahorrar? ¿Ya se te pasó el berrinche de que todo está bien caro y no te sobra ni un peso? Qué bueno, porque mientras tú lloras y te quejas de que la mayoría de los mexicanos no puede ahorrar, en la esquina de tu casa una señora acaba de instalar un puesto de jugos, gracias a que ahorró para comprarse un extractor y una mesa, en lugar de gastárselo en las caguamas del jueves, como otros que tú conoces. ¿Entendiste el punto? Que se puede ahorrar si te imaginas que vas a alcanzar algo con tu dinero. O más sencillo: que se puede ahorrar. 2. Prográmate para empezar a ahorrar la próxima quincena. En esta quincena ya no. Ni modo. Ya hiciste citas para ir a comer y ya fuiste de compras como enfermo, ahora tienes que pagar. Pero la próxima quincena empiezas. Lo que sí debes hacer hoy es definir en dónde vas a guardar tu dinero. La verdad está bien padre guardarlo en el ahorro voluntario de la afore. ¿No tienes afore? ¿O tienes, pero no sabes en cuál estás? Las dos cosas tienen solución. Puedes abrir una cuenta de afore como trabajador independiente, te conviene porque te da buenos rendimientos. Si eres de los irresponsables que ni saben en qué afore están, habla al teléfono 01 800 50 00 747 y ahí te van a decir. O búscate por internet picándole a esta liga: e-sar.com.mx Ya que tienes todo listo, ahora sí, aparta tu dinero para que la próxima quincena lo deposites en el ahorro voluntario. En tu empresa te pueden ayudar y hacer ellos mismos el depósito descontándote de tu nómina.

    3. Deja de odiar a las tarjetas de crédito. Abre los estados de cuenta y ponte a ver para qué te endeudaste. Si quieres, solo hazlo este mes, el chiste es que te quede claro para qué estás dando el tarjetazo. Cada deuda que te aparezca tendría que haberte servido para algo. La conciencia te va a ayudar a usar las deudas para cosas cada vez más útiles.

    4. Revisa qué tan asegurado estás. Más de la mitad de los trabajadores mexicanos no tiene Seguro Social, y entonces tiene que rezar cuando le pasa algo. Los mexicanos son de los que más gastan por su cuenta en medicinas, porque no tienen quién se las pague. Y eso es porque no estamos bien asegurados. Hay seguros básicos, pero estaría bueno que fueras con una aseguradora a preguntar ya en serio. Si quieres ver sobre los seguros básicos, pícale a esta liga: e-portalif.condusef.gob.mx

Este es un plan de detox. A lo mejor te va a doler al principio quitarte cada quincena un 1, un 2, un 3 o un 10% de lo que ganas para ahorrarlo. Pero después vas a ver que te va a llegar el gusto. Porque cuando tienes ese dinero guardado, tienes un seguro y te enteras de para qué te endeudaste, sabes que no eres una hoja al viento, esperando que Santa Claus venga a rescatarte.

NOTA: El estudio sobre fuerza de voluntad: Baumeister, Roy F. et. al. Ego Depletion. Is the Active Self a Limited Resource? Publicado en el Journal of Personality and Social Psychology.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...
Compartir
Director editorial de MMKG. Economista y periodista, autor del libro Lo que debes saber de dinero antes de cumplir 40.

1 COMENTARIO

  1. Muy buenos tips financieros ya los llevo a práctica y voy muy bien, pero te agradecería me recomiendes algo para ayudar y educar a mis hijos (10,12) a ahorrar de una forma divertida y atractiva a corto y largo plazo, gracias y que sigan los triunfos.

Dejar una respuesta