Lo que debes saber sobre disfunción eréctil

Deja de lado los mitos y la pena, mejor entiende por qué pasa y cómo puedes remediarlo

Compartir

Por: Mariano Barragán

“Te juro que nunca me había pasado”, así empieza este mal.  La realidad es que a muchos hombres les ha pasado que no se pueden poner al tiro, esto puede tener diferentes razones, pero si tu problema ya es crónico y está causando pleitos y desazones en tu relación, hay que entender por qué pasa y cómo remediarlo.

 

Causas

Fisiológicas, o sea, médicas. Andropausia (la “menopausia” de los hombres), fibrosis, diabetes, hipertensión, obesidad, tabaquismo y alcoholismo, además de efectos secundarios de medicamentos.

Psicológicas o emocionales. Angustia, temor al fracaso, vergüenza, falta de confianza, nervios o, de plano, mala química.

Consumo de drogas (cocaína, marihuana, heroína), alcohol, fármacos estimulantes o depresores aumentan hasta en un 20% las probabilidades de padecer disfunción eréctil.

 

Tipos de disfunción

  • La más común, obvio, es la falta de erección continua…
  • O la de manera imprevisible: a veces se para y a veces no.
  • Otras veces inicia con una buena erección, pero esta se pierde involuntariamente en algún momento del round.
  • Y la breve: alcanza a penetrar, pero dura muy poquito, causando ansiedad en su dueño hasta que, como ratón asustado, se sale del agujero.
  • Disfunción anticipatoria es aquella en la que, por miedo a repetir un episodio de falta de erección, de plano ni se logra.
  • Hay otra que, sin haber ocurrido antes, pasa por temor a que esto pase.
  • Una más es en la que el hombre está más atento a cómo actúa y a su calificación que a la mutua satisfacción, y pues nomás no.
  • Y finalmente, la selectiva: con algunas parejas sí y con otras no; tipo que con la esposa no sirve, pero si se va a “lavar ajeno” le dura horas.

Remedios

Lo primero que tienes que hacer es una revisión médica completa junto con una evaluación psicológica individual, y si de plano esto no funciona, una de pareja. Además, la salud es necesaria para el buen sexo; no te pases de tortas, haz ejercicio y duerme bien. Este es el tratamiento básico si todo lo demás fracasa:

  • Reemplazo hormonal: principalmente de testosterona
  • Medicamentos: inhiben la enzima llamada fosfodiesterasa, pero te los tiene que recetar un médico. Hay pastillas y también inyecciones, pero hay que picotear el pene. Sí, auch, qué horrible, leíste bien.
  • Lo más moderno es el tratamiento con ondas de choque: se usan ondas electromagnéticas y solo funcionan para disolver la fibrosis. Los efectivos son los que usan ondas electrohidráulicas, que restablecen la irrigación sanguínea necesaria para la acción.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 4.00 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta