Mitos y realidades de perros y gatos

Que nadie te diga que tienes que darle leche a tu gato o que tu perro de 8 años en realidad tiene 56 humanos

Compartir

Por Andrea Pieck

A falta de información… pos inventamos, ¿no? Y como para eso los seres humanos nos pintamos solos, hemos construido mil mentirillas para explicarnos muchas cosas que no sabemos sobre nuestras mascotas. Aquí desmitificamos las más comunes.

Sobre los gatos…

No te pelan
Si tienes un gato, ya sabrás que es normal que no siempre haga lo que tú quieres (más bien, ¡nunca!). Esto se debe a que no son jerárquicos; es decir, te ven como un igual. Pero no por eso hay que confundirnos y pensar que les valemos un cacahuate; al contrario, son animales profundamente apegados a sus dueños… Eso sí, falderos, ¡nunca!

Son malos para las embarazadas
La razón por la que dicen esto es porque pueden ser portadores del parásito de la toxoplasmosis, que afecta a los bebés en el útero. Suena horrible y no te dan ganas de acercarte a uno, peeero al ver la forma en la que te lo pueden contagiar, entenderás que el riesgo es muy bajo, ya que este parásito se contagia a través de carne cruda, verduras mal lavadas o tierra que contenga sus huevecillos. Entonces, si tienes un gato en casa que se alimenta con comida especial para gato y no sale a la calle ¡no tienes nada de qué preocuparte! 

Hay que darles su lechita 
¿Como por qué un gato tomaría la leche de una vaca? Es una costumbre muy arraigada entre los humanos y hace que los gatos se sientan mimados, además de que les gusta su sabor dulce, pero la realidad es que les cae fatal a la panza.

Tienen 7 vidas
Esto se dice de los gatos porque tienen la capacidad de caer parados e ilesos desde alturas sorprendentemente elevadas. Esto es gracias a su reflejo de enderezamiento, que no tenemos nosotros ni de chiste. Sin embargo, los gatos tienen una sola vida, y realmente no siempre caen sobre sus cuatro patas, entonces, igual que todos, se pueden lastimar o hasta morir con un buen trancazo. 

Hablan con los humanos
Esto es cierto… bueno, en sentido figurado. Resulta que los gatos por naturaleza deberían dejar de maullar cuando se convierten en adultos pero no lo hacen porque de esta forma llaman la atención de los humanos y pueden comunicarse con nosotros. 

¿Y los perros? 

1 año perro = 7 años humano
Todos hemos escuchado esto alguna vez, pero es imposible hacer el cálculo de la edad “humana” de un perro sin tener en cuenta su tamaño, peso y raza. Normalmente los perros chicos viven más que los grandes, por ejemplo. Lo que sí es cierto es que en general podemos decir que un perro arriba de dos años es adulto, y arriba de nueve es anciano. ¡Nada más

Ven en blanco y negro 
¡Falso! Es verdad que los perros detectan un espectro de colores más chico que los humanos y pueden confundir colores que se parecen mucho, como el naranja y el rojo. Pero sus ojos detectan perfectamente colores con tonalidades diferentes como el azul y el amarillo. Además, tienen un ángulo de visión más amplio y detectan mucho mejor que nosotros el movimiento de las cosas. 

Saben cuando va a temblar
Los científicos no saben bien por qué, pero algunos perros sienten cuando va a temblar. Es probable que detecten ruidos o vibraciones en el interior de la tierra y por eso empiezan a ladrar de la nada, estar inquietos y querer huir cuando se viene uno fuerte de más de diez grados Richter. En Japón y China ¡hasta los usan como parte de sistemas de prevención de desastres! 

Se enferman si no se cruzan 
Creemos que para que los perros tengan un desarrollo emocional adecuado, se tienen que reproducir, pero esta es solo una forma humana romántica de ver las cosas. La realidad es que los perros no tienen ninguna noción del sentido reproductivo en su vida. Pueden desarrollarse perfectamente sin aparearse, y esto no afecta a su salud de ninguna forma. 

Saben si estás embarazada
No está comprobado pero hay miles de anécdotas al respecto. Los perros son animales muy sensibles que pueden detectar cambios en el comportamiento y en la rutina, que por supuesto cambian cuando hay un bebé en camino. También se cree que tal vez los perros puedan detectar variaciones en nuestro perfil olfativo, que puede modificarse con los cambios hormonales en la mujer.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (8 votes, average: 4.63 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta