El factor Figueroa: ya llegó Luis Miguel

Si me encuentran por ahí muy peinada es que estoy lista para ir al Auditorio Nacional porque ¡regresó Luis Miguel!

Compartir

Ya pasaron casi 3 años desde que estábamos tan felices y de pronto desapareció del escenario, luego una voz en la obscuridad anunció que tenía problemas de salud y no lo volvimos a ver.

 

Saben que soy una mujer positiva, pero la verdad es que LM sí tuvo una racha malísima.  O ponle problemas de todos los calibres. Lo demandó su ex mánager, dejó de cantar, el público dejó de confiar en él, se metió en dificultades del tipo ‘padres e hijos’, reapareció en una extraña gira en palenques, Alejandro Fernández ‘el Potrillo’ lo quería mandar a la cárcel por un rollo de incumplimiento y se enredó con una novia que siempre hablaba de más. Todo eso.

 

Pero a lo que iba es que ya llegó Luis Miguel y no han sido uno ni dos, sino varios los lectores que me han escrito para pedirme boletos. Cosa que me hace mucha gracia, primero porque yo me río de todo y luego, porque me pregunto ¿creen que soy el ‘ticketmaster’? Pues que bueno que me vean potencial, pero no les puedo ayudar muchachos.

 

La gente que acudió a las taquillas dice que sólo quedan localidades separadas. O sea, que tú te sientas por aquí y tu pareja, por allá. Yo digo que eso puede ayudar a mejorar la relación porque al final pueden intercambiar impresiones y eso une mucho (jajaja).

 

Personalmente, viviré un momento ‘madre e hijo’ porque aquí compartimos el gusto por Joaquín Sabina y Luis Miguel. Aunque hace algunos años Alex me preguntó si no me cansaba de verlo tanto (básicamente, porque se dió cuenta de que fui a seis conciertos seguidos). Pobre chamaco, se ve que dijo “pobre de mi madre, ya se volvió loca”. Lo que no sabía es que estaba cerrando el trato para el libro que haríamos juntos y tenía que ir al Auditorio noche tras noche, para que Micky atendiera mis súplicas editoriales.

 

Pues acabó la espera y hoy veremos si está guapo, si están buenas las nuevas canciones, si canta mejor que antes, si canta igual que antes, quién fue, quién no, si está en primera fila la novia nueva (una cubana guapa pero sin chiste, me contaron), si cancela (¡claro que no!) y lo que se les ocurra.

 

Y por favor no vayan a creer que ésta columna es técnica, científica o algo así, pero sé que en ésta gira habrá -aparte de más mariachi- luces ‘LED’ por doquier. Le pregunté a un experto y dice que son focos ‘camaleónicos’ que cambian mil veces de colores y, además, gastan poco. Ah Chihuahua, y yo mal pensando que todos los focos era iguales.

 

Por cierto, queridos lectores, les anuncio que ya salió “Micky, un tributo diferente”, la edición actualizada del libro que lleva más de 30 mil ejemplares vendidos en varios países. Tiene fotos increíbles, es muy divertido y podrán enterarse de casi cualquier cosa del mejor intérprete de habla hispana. Ahora que si lo quieren ver de cerquita, háganle como los reporteros que están haciendo guardia en el hotel donde se hospeda. Hasta ahorita, solo han visto a su guardaespaldas, un hombre negro, tamaño puerta, que mide 2 x 2. Le pueden preguntar ¿dónde está Luis Miguel? Seguro les contesta: “He’s back”.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (18 votes, average: 4.39 out of 5)
Loading...
Compartir
mm
Periodista de espectáculos, conductora de televisión, autora del libro Calladita me veo más bonita. Conductora del segmento de espectáculos del programa Hoy en Televisa.

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta