El Factor Figueroa: Hablar con desconocidos

¡Abusados! Y felices fiestas.

Compartir

Como alguno sabrá trabajo en dos programas de televisión muy exitosos. No quiero sonar como una pesada, pero lo que es, es. Y lo que no, pues no.

La cosa es que la gente desconocida se acerca a platicar conmigo o me manda mensajes como si fuéramos grandes amigos, porque con la tele pasa eso: tú ves a alguien todas los días y le agarras cariño. La ‘empatía’, según los expertos.

Por ejemplo, yo estoy enganchadísima con la telenovela nocturna. Se llama “Caer en tentación” y cada vez que me encuentro en los pasillos de Televisa a algún actor, lo saludo efusivamente con el nombre del personaje “¡Hola Carolina! ¡Dime de quién es el hijo! ¿de tu amante o de marido?!” La actriz en cuestión, Adriana Louvier, solo se ríe y me agradece el apasionamiento con un abrazo.

Pues resulta que hace días, entré a un centro comercial por algunas cosas muy específicas porque no quería gastar de más. Entré, pagué la mercancía concreta y salí aprisa porque tenía cita para comer con un hombre guapísimo en un restaurante japonés cerca de ahí.

Todo iba en tiempo y forma, hasta que un hombre que ronda los 60 años, de camisa de cuadritos, chamarra, buen zapato y bien peinado me saludó muy efusivo con un “¡Hola Martha…¿te acuerdas de mí?”. Yo, contesté -para no quedar mal- que no, pero que me recordara quién era. ¿Estuvo mal la respuesta?

El hombre, a quien de ahora en adelante llamaremos ‘el sospechoso’, dijo:

-Soy fulanito Pérez Teuffer 

Cuando escuché el apellido de un querido amigo y de uno de mis jefes (son varios hermanos) me relajé y me quedé ahí platicando. Palabras más, palabras menos…

  • Ah ¿cómo estás? ¿Tus hermanos?
  • Todos bien. Te acabo de ver en la tele…¡qué guapa está Sherlyn! (estuvo de invitada en el programa)
  • Sí, está guapa.

Yo, queriendo recabar más información para la súper charla, le pregunté casual… ¿Qué haces? ¿Dónde andas? Primero muerta, antes de confesar que no tenía ni la menor idea y que nunca lo había visto en la vida.

Entonces ‘el sospechoso’ contestó “puse una consultoría con mi amigo X, tú lo conoces, y estamos con varias radiodifusoras. Ahorita vine a una cita. Y tú ¿vives por aquí?

  • No, solo vine a comprar algo específico y tengo una comida con un guapo aquí atrás…Así que te dejo.
  • Martha, por favor anota mi teléfono para que lo tengas y dáselo al ‘Burro’ (Van Rankin), solo dile que ‘me debe una’ . Tú dile así y me saludas a todos en el programa.

Anoté el teléfono, me despedí y bajé las escaleras rumbo al estacionamiento pensando “¡qué alegría, voy al japonés!”. Ya saben que yo soy feliz con pequeños detalles.

De repente, alguien me grita y cuando volteo ‘el sospechoso-hermano de mi amigo y mi jefe’ baja las escaleras y se suelta como hilo de media:

-Que pena, no te iba decir…pero fíjate que dejé mi coche estacionado un minuto en la calle y se lo llevó la grúa. ¡Por favor, prométeme que nunca vas a dejar tu coche afuera! Entonces no puedo sacar dinero de mi American Express aquí y me urge pagar en le módulo que hay arriba para llegar a recoger a mi hija al colegio Americano. ¿Me prestas? Si quieres te dejo mi laptop en prenda. O me dices y te alcanzo en tu comida al rato y te pago. ¡Deveras que pena, seguro te ha pasado! Que linda eres.

Todo eso. Claro, me pareció muy mala onda dejar tirado al pobre buen hombre pariente de mis amigos y le di el efectivo que traía, suficiente para pagar la multa, la grúa, la ‘quitada de la araña’ y hasta alguna golosina para la pequeña niña que sería recogida a tiempo -gracias a mi buena voluntad- en la escuela. Otro beso y adiós que te vaya bien, no te preocupes luego me pagas, nos hablamos.

Al día siguiente, le pasé a mi compañero el ‘Burro’ el recado y la respuesta fueron puras carcajadas.

A él lo asaltaron igualito semanas antes. Cayó idéntico. Así cómo lo oyen -ponle leen- es la nueva manera de robo sin violencia. Con violencia sin violencia, buró o buroe, tomato o tomate. Es la misma chingadera.

¡Abusados! Y felices fiestas.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (21 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...
Compartir
mm
Periodista de espectáculos, conductora de televisión, autora del libro Calladita me veo más bonita. Conductora del segmento de espectáculos del programa Hoy en Televisa.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta