El factor Figueroa: el perfil y el ‘noodle’

Uno de mis programas favoritos es Criminal Minds, y ahí he aprendido a hacer ‘perfiles’ de los sospechosos.

Compartir

Entonces ya estoy preparando -con ese gran aprendizaje- el perfil de los candidatos principales con miras a las próximas elecciones.

 

Bueno, con eso y porque me los he encontrado por la vida y he podido sentir frente a frente sus vibras. Se que sueno como una loca, o pon tú como una Martha ‘cósmica’, pero para mí es importante rascarle a las personas y alas cosas.

 

Por eso -y porque estoy temporalmente desempleada y tengo mucho tiempo libre- estoy metida de lleno al ‘perfilismo’. Solo me falta toparme con Anaya, porque a Andrés Manuel lo he visto un par de veces, más un encuentro que tuvo con él mi mamá en un aeropuerto y me aportó algunos datos valiosos (¡gracias Mamá!). A Margarita me la encuentro muy seguido en Starbucks y siempre hablamos, al ‘Bronco’ lo conocí en una vendimia en Guanajuato hace un año y Meade fue mi vecino de mesa en un restaurante japonés (y ya sé como sorbe el ‘noodle’).

 

Por cierto, disculpen que me aleje del tema del acoso tan en boga, pero la patria es primero.

 

Para llevar a cabo mi tarea de mexicana responsable, compré un cuaderno donde anoto datos de los candidatos. Ya me conocen que, básicamente, soy muy observadora. Pero el problema que tengo ahorita es que se me olvidan las cosas o me disperso. Entonces, ahí pondré todo y llegada la fecha leeré mis notas y sabré a quién escoger para Presidente.

 

Se me ocurrió porque soy una ociosa y porque hace una semana estaba súper tranquila porque ya sabía por quién votar, estaba lista para ir a las urnas y tachar el nombre sin dudas, pero algo pasó. De repente, mi candidato hizo algunos movimientos extraños y me hizo desconfiar.

 

Así que ahora sí, los próximos 4 meses me lo tomaré muy en serio. Y entonces ahí me tienen, observándolos fijamente cada vez que aparecen para escribirlo todo, porque tengo un libreta en la bolsa y un cuaderno junto a la cama. Así, donde sea puedo hacer anotaciones. De lo que leo, de lo que veo, de lo sale en el noticiero, de lo que escucho en la calle, de lo que comentan en redes y, sobre todo, de las cosas que percibo.

 

Por favor no se rían (ni se asusten, jajaja), pero a veces veo cosas que los demás no. No, no soy bruja, solo me fijo en los pequeños detalles y en las cositas que otros no quieren o no pueden ver porque se centran en lo magno.

 

Ah, porque además no les dije que hace algunos años se me dispararon los poderes paranormales y presentía cosas después de ver a las personas. Mi golpe más grande en plan vidente, fue una vez en España que soñé con detalles la muerte de una niña. En la cena se lo conté a mis amigos que, algunos días después, se morían del susto cuando prendieron el telediario: “una pequeña ha muerto al caer al vacío desde un edificio en Bilbao”.

 

Detalles de mi versatilidad geminiana.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (14 votes, average: 4.29 out of 5)
Loading...
Compartir
mm
Periodista de espectáculos, conductora de televisión, autora del libro Calladita me veo más bonita. Conductora del segmento de espectáculos del programa Hoy en Televisa.

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta