El factor Figueroa: Cosas de casa

Aquí como me ven de simple y relajada, me preocupa mucho el bienestar de los demás

Compartir

Por ejemplo, estaba pensando ¿quién se encarga de la casa de Margarita mientras ella anda en campaña?

Soy tan ociosa que imaginé a Felipe Calderón convertido en ‘amo de casa’ y me entró la risa. Digo, los niñitos que eran sus hijos cuando era Presidente -María, Luis Felipe y Juan Pablo- ya crecieron y no necesitan tantos cuidados básicos, pero me pregunto si sabrá resolver asuntos caseros tan sencillos como distinguir los botones de la lavadora. Ya lo ví parado pensando qué programa aplicar: “¿apretaré pre-lavado, ‘delicados’, colores firmes o centrifugado?”.

No sé, siento que don Calderón Hinojosa es muy bueno de aguerrido en las redes sociales o si lo colocas de cantinero en una fiesta, pero no le pidas que ponga la ropa en el cesto de la ropa sucia, que limpie el baño, que haga la cena o lave los trastes, porque ahí nos atoramos.

Lo anterior lo deduzco a ‘ojo de buen cubero’ porque lo conozco poco: un sexenio y 4 misas no son suficientes. Con el esposo de la candidata independiente a la Presidencia, o sea Felipe, sólo me unen unos apretones de mano preciosos en sus épocas de poder. No crean que nos saludamos de presidente a periodista en algún evento, no. Lo nuestro fue de prójimo a prójimo porque nos dimos la paz varias veces en la iglesia San Ignacio de Loyola.

Yo le decía ‘la paz, señor Presidente. Y él contestaba ‘la paz sea contigo”, con gesto bondadoso (ya saben la cara de mustios que ponemos todo en la iglesia). También cantamos juntos algunas veces “señor, me has mirado a los ojos, sonriendo has dicho mi nombre”, por favor no se rían, son de ésas cosas que te suceden en la vida.

[inread2]

Pero volviendo al tema, a lo que iba es que hay señores que son muy listos en la oficina, pero los dejas en la casa y se ponen a llorar porque no dominan la coordinación de chamacos. Ya saben, llevar a uno a escuela, a otro al futbol, a las niñas al ballet y luego a todos a la papelería para que hagan la tarea. Pasando por el “uy se me olvidó que mañana tengo que llevar un pastel porque es el cumpleaños de la maestra” y el “ay, se me olvidó que me tenía que cortar el pelo o no puedo hacer exámen”.

Mi solidaridad con Felipe porque yo tampoco soy muy trucha para lo casero. Bueno, me gusta planchar (te relaja mucho la primera docena jaja) y también amo limpiar los cristales con atomizador gigante en mano. Me deberían de ver en plan Tomb Raider, pero en lugar de pistola recargo el windex “¡pff, pfff, pfff!”.  Los desafíos domésticos.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (16 votes, average: 4.63 out of 5)
Loading...
Compartir
Periodista de espectáculos, conductora de televisión, autora del libro Calladita me veo más bonita. Conductora del segmento de espectáculos del programa Hoy en Televisa.

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta