¿Liposucción o tres meses de dieta y gym?

Todo se vale, pero debes saber qué es mejor para tu cuerpo y en qué momento.

Compartir

Lo bueno cuesta y tener cuerpazo (especialmente después de los 25 años) ¡es una chamba de tiempo completo! Por eso te doy cuatro tips para bajar esos últimos kilos de grasa ¡sin tener que recurrir al bisturí!

¡Y ojo! No es que te la tengas que pasar entrenando 24×7, porque un cuerpo de atleta o top model se construye comiendo sano, viviendo sano y ejercitándote: ¡Teniendo un fitness lifestyle!

En caso de que estés desesperado y tienes lana para la lipo ¿Es mejor la cirugía o aplicarte tres meses a entrenar y comer sano…? Yo soy 100% PRO cirugías, pero una liposucción y/o lipectomia, considero debe ser la cereza en el pastel. Y solo si de verdad le vas a sacar provecho a quedar plana o plano del abdomen, así que, si vas a andar por la vida en top, sin camisa ¡o si tu éxito laboral se verá beneficiado! Pero checa estos facts:

– Apenas el 10% de las personas que pierden peso sin ejercicio, logran mantener su nueva talla.

– Alrededor del 43% de las personas que se hacen una liposucción, recuperan el peso al no cuidar su alimentación ni hacer ejercicio…

– ¡Y lo peor! Como ya no hay células grasas en las zonas intervenidas, cuando engordas, te haces ancho y la grasa se va a la espalda (tipo joroba) o si tienes suerte –muy pocos casos- se les va a la cadera o piernas.

Por eso y considerando los riesgos que implica someter a tu cuerpo a una anestesia general, quizás no valga la pena hacerlo por un resultado que podrías alcanzar con buena alimentación, ejercicio, y aparatología.

Mi recomendación es que lleves un plan integral de entrenamiento, nutrición y tratamientos con tecnología; que vaya de acuerdo con tu estilo de vida, porque así es menos probable que recuperes el peso o grasa eliminada.

¡Lo último es lo más duro, cuatro tips!

1. Cuando estés a 4 o 5kg de tu peso objetivo, es cuando hay que someter tu cuerpo a un entrenamiento intenso y distinto, que rompa con lo que estás acostumbrado. Por ejemplo, entrenamiento intermitente de alta intensidad HIIT, tanto metabólico como neuromuscular (fuerza).

2. Incluir trabajo de fuerza para ganar músculo (no necesariamente volumen muscular), porque investigaciones concluyen que cada kilo de masa muscular, en estado de reposo, estará quemando entre 10 y 12kcal; mientras 1 kg de masa grasa, apenas 2 a 4kcal ¡casi 3 veces menos!; es por ello que el trabajo de fuerza es clave para que logres tener un cuerpo magro y ¡que queme más grasa!

3. La alimentación es fundamental. Te recomiendo dietas muy paleo ¡Y OJO, las cantidades son importantes! Hay alimentos que aunque son muy saludables, tipo aguacate, nueces o avena; en exceso pueden ser la causa de que no haya cambios en tu cuerpo.

4. Y para “pegar” la piel o evitar la flacidez, recurre a procedimientos como Exilis o Vaquish (radiofrecuencia selectiva) que son la estrategia ideal para que quedes bien sin someterte a una anestesia general.

¡Decídete a hacer lo mejor para ti! Y a adoptar el Fitness Lifestyle.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (29 votes, average: 4.55 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta