Gasolina, un absurdo líquido vital

En México, el promedio por persona son 397 litros al año.

555
0
Compartir

¿Qué es líquido, transparente, y vital para nuestras vidas? La respuesta obvia es el agua, aunque ciertamente, como hemos visto en últimas fechas, otra respuesta válida puede ser la gasolina. Si bien no necesitamos a este derivado del petróleo para que nuestros cuerpos funcionen, sí es indispensable para el estilo de vida que hemos creado y del cual nos hemos hecho tan dependientes.

La gasolina viene del petróleo. El petróleo está formado de hidrógeno y carbono, pero estos dos elementos pueden unirse en cadenas de diferentes tamaños, que es lo que distingue entre sí a los productos del petróleo, que por estar formados de estos dos elementos se les llama hidrocarburos.

El metano es la cadena más ligera que se forma del petróleo, tiene un átomo de carbono y dos de hidrógeno (su fórmula es CH4). Existen otros productos que también son gases a temperatura ambiente pues sus cadenas son muy ligeras, como el etano, el propano y el butano. Después vienen productos con cadenas más largas que son líquidos a temperatura ambiente, y finalmente los que son sólidos.

Te interesa: Nuevos precios de gasolina

En una refinería lo que hacen en separar las diferentes cadenas, gracias a que éstas tienen puntos de ebullición diferentes. Calientan el petróleo crudo y van separando los vapores según los momentos en que hierven. Las cadenas que van de C7H16 a C11H24 se mezclan para formar gasolina. Las cadenas más largas a esto forman otros aceites como el keroseno y el diesel, aceites lubricantes y cada vez más viscosos, hasta llegar por ejemplo a la vaselina que está en un estado semi-sólido. Las cadenas más largas son sólidas, como la parafina.

Cuando cualquiera de estos productos se quema, sus moléculas se separan. El carbono y el hidrógeno se unen entonces con el oxígeno del aire y forman dióxido de carbono y agua. Pero lo que nos interesa de esta combustión es la energía que antes mantenía unidas a las moléculas, que se libera en forma de calor y que podemos usar como energía.

La gasolina históricamente resultó triunfante como combustible por sobre otros hidrocarburos pues es relativamente fácil de hacer, de usar, y produce más energía que por ejemplo el etano y el carbón. Además, se inventaron máquinas que pueden quemar gasolina en compartimentos cerrados, es decir motores, donde el uso que se le da al calor que libera es mucho más eficiente que cuando se hace un asado y el fuego libera energía hacia las quesadillas pero también hacia muchas otras direcciones.

Actualmente usamos un montón de gasolina. En México, el promedio por persona son 397 litros al año. Cuesta mucho trabajo pensar cómo podría cambiar el estilo de vida diseñado por el sistema, pues el sistema mismo tendría que cambiar. Pero como en todo, existen pequeñas grietas de resistencia que podemos ir jalando y haciendo más grandes. Compartir auto, usar transporte colectivo, caminar, comprar productos que vengan de lugares cercanos, y exigir al gobierno que invierta en otros tipos de energía son algunas de estas grietas que harían que la respuesta a “¿qué es líquido, transparente y vital?”, no fuera una respuesta absurda distinta a “agua”.

Referencia: Forbes.com

 

 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (6 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...
Compartir
Alejandra Ortíz es bióloga por Facultad de Ciencias de la UNAM, actualmente estudia el doctorado de Ciencias Biomédica,le gusta explicar el lado científico de la vida.

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta