El Factor Figueroa: Mesías

Creo que Luis Fonsi nos guiará a la luz (por favor, no se rían).

Compartir

Hoy desperté pensando en Luis Fonsi.

Debo confesar -al fin ya saben que, a veces, soy mala persona- que desperté toda sudorosa y me entró la reflexión: “¿cómo le hizo éste cabrón?..¡era tan gris!” para dar un golpe mundial como Despacito, la canción del verano. Sí lectores queridos, hasta dormida busco respuestas.

Y se los cuento ahora porque el video ya fue visto tres mil millones de veces (¡tres billones!) en YouTube, convirtiéndose en “la canción más vista de todos los tiempos” (de la historia del mundo mundial). Hagan de cuenta que todos los habitantes de China lo hubieran visto tres veces. ¡Así de grande! ¿No aman el dato? Es muy inútil pero me encanta.

No crean que hablo por envidia. Digo, por supuesto quisiera tener un éxito planetario antes de morirme (¡o después o cuando sea!), pero me interesa cómo funciona la vida y sus misterios.

A lo que voy es, no me extraña que Daddy Yankee grabara “sabes que esa beba está buscando de mi bom bom…” porque es ‘reggaetonero’ de siempre. Pero Fonsi era el baladista más cursi (ok, no el más, pero sí) y escribía cosas como “mientras brillen las estrellas y los ríos corran hacia el mar”, por lo que su éxito era normalito y terrenal.

Bueno, a su favor debo decir que tiene una canción que me gusta mucho ¿han escuchado Imaginame sin ti? Es tremenda y dramática, pero bonita. Por eso me pregunto -dormida y despierta- ¿cómo le hizo?

¿Acaso dijo “hoy voy a cambiar” en plan Lupita D’ Alessio o se le apareció un ángel y le sopló al oído “éntrale al reggaeton”? Suerte, voluntad divina, destino o fenómeno inexplicable.

Les pido que no se rían, porque esto es serio, pero siento que Luis Fonsi es un especie de ‘mesías’ (¡perdóname Señor!). Tal vez ha venido al mundo a recordarnos y/o enseñarnos que: debemos atrevernos a hacer cosas diferentes, que no hay que temerle al ridículo, que lo mejor de tu vida puede venir de lo desconocido, que si eres de flojera puedes tener salvación, que los milagros existen y lo más importante: tu peor obra puede ser la mejor, todo depende del cristal con que se mire. Ese es el mensaje, creo (jajaja).

Me pregunto cómo se siente Fonsi. Por lo pronto, me lo imagino cortándole las mangas a todas las camisas (¡en serio!), es que antes se vestía como Raphael y ahora tipo Maluma.

Eso sí, una vez que caminas hacia la luz ya no puedes regresar. Quiero decir, cómo será su carrera en el futuro ¿volverá a cantar cosas poéticas o vivirá para siempre en el mundo del perreo?

¿Creen que regresará a las camisas de manga larga? Espero que haya guardado los pedazos. No sé, es que me gusta pensar en todo.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (41 votes, average: 4.76 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta