Cómo manejar la frustración

Aprender a manejar la frustración es una de las claves más seguras para alcanzar el éxito.

Compartir

¿Qué ocurre con aquellas personas que viven la mayor parte del tiempo frustrados? Es lamentable, pero la vida es muy corta para vivirla de esa manera.

Es cierto que la mayoría de las personas solemos sentir frustración en un momento determinado, bien sea por algo que no hayamos podido hacer o que no haya salido resultado como esperábamos.

Sin embargo, el aprender a manejar la frustración es una de las claves más seguras para alcanzar el éxito.

Es posible que el origen de la frustración se encuentra en casa, en el empleo, o tal vez el motivo haya sido una discusión acalorada con algún amigo. No obstante, sin importar de dónde provenga este sentimiento, retenerlo por mucho tiempo termina siendo perjudicial.

Es necesario entonces cultivar un estilo de vida que nos permita vivir libres de frustraciones y de cualquier emoción que nos reste energía para hacer las cosas que son verdaderamente importantes para nosotros y nuestro crecimiento como personas.

A continuación, queremos compartir contigo una serie de técnicas que son útiles si deseas cambiar ese sentimiento negativo por otro que sea positivo, o que aporte optimismo a tu vida.

Técnicas para disminuir la frustración

1. Reconoce la emoción: aunque creas que esto es algo evidente, la verdad es que muchas personas experimentan frustración y no entienden lo que están sintiendo. Vale la pena detenerse un segundo para hacer conciencia sobre lo que sentimos. El hecho de reconocer una debilidad no te hará una persona débil, al contrario, serás mucho más fuerte, sobre todo cuando comiences a hacerle frente. Ser una persona, inteligentemente emocional, tiene que ver con saber reconocer nuestros sentimientos.

2. Ten confianza: en tus habilidades para hacer frente a todas las dificultades y salir triunfante de todo obstáculo. No vaciles ni tengas miedo, es normal sentir un poco inseguridad, pero a medida que aprendas a manejar tus propias emociones, sentirás mayor control de tu vida.

3. Identifica tus fortalezas: ya que estas se convertirán en tus mayores herramientas para cambiar y ser una mejor persona. Quizás la frustración te ha llevado a fallar en una ocasión, con alguna persona o en tu trabajo, pero al tener claridad sobre cuáles son tus puntos fuertes podrás actuar de manera diferente en una próxima ocasión.

4. Evita tomarte las cosas a pecho: recuerda que no se trata sólo de ti, el mundo está lleno de personas reaccionando por muchas cosas, por errores que otros cometen, por fallas que ellos mismos tienen y no pueden aceptar aun, entre otros, así que lo mejor es no tomártelo como algo personal, sino tratar de encontrar la serenidad, y comprender que la otra persona también logrará pasar ese episodio por el cual ha tenido una actitud poco asertiva.

Toma en cuenta estos consejos para que logres sentirme mejor. Toma la decisión de perdonarte por aquellas cosas que en el pasado no has manejado de la mejor manera, pero que ahora puedes cambiar, porque tienes el autoconocimiento.

No te frustres contigo ni con la vida, aprende a quererte por quien eres, y jamás dejes de buscar todas aquellas cosas que anhelas y que sabes que te harán sentir alegría.

Disfruta cada segundo de tu vida, y aprende la lección que te toca de aquellas experiencias que no han salido como pensabas. Recuerda que siempre habrá otra oportunidad de hacerlo mejor.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta