Razones para beber vino con tu pareja

Después de dormir a los niños, dense el tiempo de disfrutar una deliciosa copa de vino.

651
0
Compartir

La llegada de un bebé, no es sinónimo de una vida en pareja aburrida y sin tiempo para disfrutar de pequeños gustos que ayuden a fortalecer su relación.

Es por eso que te compartimos cinco grandes razones por las cuales, luego de dormir a tu bebé, tú y tu pareja deben darse el tiempo de tomar una deliciosa copa de vino.

1. Gran aliado contra la grasa
Una copa de vino tinto activa la función del gen SIRT1, el cual que impide la formación de nuevas células de grasa y ayuda a movilizar las existentes, esto de acuerdo a un estudio realizado en el Instituto Tecnológico de Massachusetts.

Roger Corder, investigador del William Harvey Institute, recomienda en su libro The Wine Diet, incluir en alguno de los alimentos un vaso de vino porque, además de tener muy pocas calorías, mejora la actividad del metabolismo, previniendo la obesidad.

2. Aumenta el placer
De acuerdo a un estudio de la Universidad de Florencia, Italia, las mujeres, al tomar de una a dos copas de vino, tienen un mejor desempeño en el Índice de la Función Sexual Femenina (FSFI).

Los científicos consideran que la presencia de polifenoles en el vino tinto, podría explicar el aumento de líbido y, con ello, la mejor lubricación, excitación y desempeño sexual.

Además, al degustarlo con moderación, se liberan endorfinas en dos áreas del cerebro, aumentando la sensación de placer en los hombres y mujeres, según con un estudio realizado en la Universidad de California.

3. Boca limpia
Esta bebida milenaria, además de acompañar cenas románticas o comida de negocios, ayuda a prevenir infecciones bucales, ya que evita el crecimiento de estreptococos de la boca, responsables de las caries, dolor de garganta y gingivitis.

Un estudio científico a cargo de la Universidad de Laval en Quebec afirma que el polifenol, componente del vino, ayuda a reducir la inflamación de las encías y la enfermedad periodontal.

4. Mejora la memoria
Más de 70 estudios científicos de distintas universidades e institutos, demuestran que el consumo moderado de vino mejora el funcionamiento del cerebro y previene la demencia.

Esto es gracias a la elevada presencia de antioxidantes en su composición que, a su vez, provoca la reducción de la inflamación cerebral, impide que las arterias se endurezcan e inhibe la coagulación, lo que mejora el riego sanguíneo a la materia gris.

5. Una pareja feliz
Un equipo de investigadores formado por varias universidades españolas concluyó que beber vino, puede reducir considerablemente el riesgo de padecer depresión.

El experimento se realizó con 2,683 hombres y 2,822 mujeres, de entre 55 y 80 años, durante un período de siete años. Hallaron que, en ambos sexos, si bebían entre 5 o 6 copas de vino durante la semana, eran menos propensos a ser diagnosticados de depresión, incluso teniendo en cuenta los factores de estilo de vida.

Así que ya lo sabes. Hoy, cuando tu bebé esté dormido, tú y tu pareja dense el tiempo de beber una buena copa de vino.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 4,00 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta