7 formas de llegar al orgasmo

Aunque en las mujeres el clítoris sigue siendo clave, no es la única fuente de placer.

Compartir

Según el Instituto Mexicano de Sexología, 40% de las mexicanas nunca han sentido un orgasmo. De hecho, varios estudios han analizado, tanto en hombres como en mujeres, los factores que ayudan a llegar al clímax; al menos hasta ahora se han determinado siete puntos de cómo llegar al orgasmo.

Aunque en las mujeres el clítoris sigue siendo clave, no es la única fuente de placer; conoce cómo llegar al orgasmo:

1. El punto G: Muchas personas creen que no existe, pero la realidad es que no lo han aprendido a identificar. Se localiza muy internamente atrás del pubis y estimulada de manera correcta con los dedos o el vibrador, provoca en algunas mujeres un placer fascinante. Para encontrarlo puedes introducir tus dedos haciendo una especie de gancho hacia arriba, y palpar hasta encontrar una parte que sientas rugosa.

Lee: Todas las mujeres deben tener un sex toy, ¿pooor?

2. Punto A: Se encuentra internamente detrás del pubis, justo entre el punto G y el cuello del útero. La mejor forma de llegar a éste es mediante la penetración desde atrás; encontrarlo es el botón de la excitación y los orgasmos múltiples.

3. Besos: No es una exageración. Los besos son el primero contacto íntimo que tienes con la persona que te atrae y el cerebro los relaciona de forma automática con las sensaciones eróticas. Por eso, gracias a las grandes cantidades de oxitocina que un beso genera, puedes conseguir un orgasmo. Según los expertos, además de un beso intenso en los labios, el cuello es un buen punto de estimulación.

4. Punto U: Su nombre se debe a que está situado entre el clítoris y la entrada de la vagina, donde se localizan las glándulas uretrales. Más que provocar un orgasmo de forma automática, aumenta la forma considerable tu excitación.

Te interesa: Orgasmos que puedes tener sin sexo

5. Todo está en la mente: La piel es la parte erógena más grande del cuerpo, pero el cerebro es el más importante porque es el responsable de interpretar los estímulos y convertirlos en sensaciones. Por ejemplo, el sexo tántrico te provee de las técnicas necesarias para conseguirlo, pero es muy distinto a gemir fingida y descontroladamente.

6. El clítoris: Está bajo el monte de Venus y si lo estimulas de forma correcta, ésta es la más sencilla de llegar al orgasmo. Durante el coito, las posturas que lo favorecen son las de misionero o cuando tú estás arriba.

7. Boobs: Según información de un artículo de El País, en algunas mujeres las caricias en el pezón activan las mismas áreas que estimulan el clítoris y la vagina, así que disfruta de esta capacidad ya sea en el juego previo o durante el coito. Además, en un estudio publicado en 2006 por la revista estadounidense Journal Of Sexual Medicine, las caricias en el pecho pueden incrementar tu excitación en 82% y la de él en el 52%.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (9 votes, average: 3.56 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta